Comunicados
Tipografía

Solidaridad del Partido Comunista con la protesta social.

El Partido Comunista Colombiana saluda la gran movilización nacional del magisterio, la espectacular toma de la Capital y la decisión de los sindicatos estatales de acudir al paro de labores para exigir justas reivindicaciones.



Entre estas se destaca la protesta ante el ajuste salarial del IPC en 2016 más el 0.15%, que es un verdadero insulto a la justicia social. Las marchas, manifestaciones y plantones de la USO, el Inpec, los jueces, las universidades, han mostrado una fuerte unidad gremial de las y los trabajadores, una persistente denuncia del modelo económico y social de clase, que expresa el desprecio por los derechos laborales y la saña con que se descarga el peso de la crisis en el salario y las prerrogativas de las mayorías asalariadas. A lo largo y ancho del país crece la inconformidad.

Saluda los paros y movimientos cívicos y étnicos del Chocó,  que reclaman lo acordado en el paro cívico anterior, cuyo incumplimiento  sume a los pobladores en mayor pobreza, mientras el paramilitarismo ocupa nuevos territorios con la complicidad de la Fuerza Pública y de las autoridades departamentales.  En particular, saluda el paro cívico decretado por la ciudadanía de Buenaventura, principal puerto del país y vía de entrada del Pacífico, donde la política del Estado y las mafias empresariales y transnacionales desprecian las necesidades vitales de la población, como el suministro de agua, el sistema hospitalario y las amenazas a las y los líderes populares.

El despertar de la protesta social no está dirigido contra el proceso de paz. Demuestra la indignación con el modelo económico, social y represivo capitalista, con la soberbia del núcleo financiero del Consejo Gremial que quiere arrebatar más derechos a asalariados, pensionados, a regiones y comunidades, a indígenas y negros. Los enemigos de la paz son los mismos enemigos de los trabajadores y pobladores. Uribe que se ufana de ser un acumulador ilegal de tierras y Santos que exhibe toda la insensibilidad frente al sufrimiento de los pobres y que quiere concluir una paz sin compromiso con el cambio, sin las necesarias reformas democráticas ni la justicia social.

Para el Partido Comunista la movilización popular y sindical alienta la necesidad de la unidad más firme y la solidaridad con los reclamos laborales. Está cuestionado el modelo económico y social de la desigualdad y la militarización heredada de la guerra. El horizonte del paro cívico está adelante. La necesidad de un cambio democrático que consolide la paz con justicia social señala el compromiso de la unidad.


Partido Comunista Colombiano
Comité Central
Jaime Caycedo
Secretario General

Bogotá DC, mayo 16 de 2017