Comunicados
Typography

La expulsión del país del ciudadano venezolano Carlos Manuel Pino, esposo de la dirigente de Colombia-Humana-Decentes Gloria Inés Flórez Schneider, es un típico acto de persecución política, ilegal e inmoral.



El Partido Comunista Colombiano rechaza esta torpe maniobra inamistosa, exige respeto por las libertades ciudadanas y respeto al derecho a la integración familiar. Llama a expresar la solidaridad con Carlos Pino y con su familia.  Resalta su espíritu de amistad y solidaridad Colombo-Venezolana.
 
El director de Migraciones alega informes de espionaje, en modelo de montaje de falso positivo, para acomodar falsedades del más claro patrón macartista en contra de Carlos Pino. La Inteligencia del Estado se pone una vez más al servicio de la cacería de brujas. La Procuraduría debe investigar los procedimientos de Migración para determinar las supuestas "amenazas a la seguridad nacional". La expulsión de Pino ha provocado la expulsión de un funcionario consular colombiano en Caracas. 
 
La Cancillería atiza todos los mecanismos de hostigamiento contra un país hermano y vecino que ha colaborado con los esfuerzos de paz en Colombia, lo que constituye una conducta que contraria explícitos mandatos constitucionales y convenios internacionales.
 
La propuesta de la Cancillería colombiana de romper relaciones en todos los niveles con Caracas es un grave error político.
 
El Partido Comunista Colombiano llama a impedir la intervención militar contra Venezuela, condena los métodos de desestabilización mercenaria de sus instituciones legítimas, el criminal bloqueo económico contra su pueblo y reclama el respeto a su autodeterminación soberana.
 
Bogotá DC, diciembre 20 de 2019
Partido Comunista Colombiano
Jaime Caycedo Turriago
Secretario General