Meta
Typography

"El Juzgado encontró que las víctimas no pertenecían a ningún grupo armado al margen de la ley y, por el contrario, la documentación que pretendió justificar que los hechos fueron en medio de un combate con un grupo armado presentaba irregularidades".



El pasado mes de septiembre, el Juzgado Penal del Circuito de Granada, Meta, condenó a 43 años de prisión a Manuel Ramiro Gaitán Ortiz y Miguel Antonio Beltrán Chacón y a 16 años de prisión a Fernando Bazurto Contreras por el homicidio de los jóvenes campesinos  Carlos Julio Gutiérrez, Elder Toloza Zulvarán y Ángel Gabriel Virgüez García, quienes fueron asesinados y reportados como guerrilleros dado de baja en combate en la vereda Loma Linda del municipio de Vista Hermosa en el departamento de Meta. El Juzgado también ordenó a los condenados cancelar por concepto de daños y perjuicios materiales y morales a los familiares de las víctimas y estableció su inhabilidad para ejercer funciones públicas.

Los militares en mención se encontraban adscritos al Batallón de Contraguerrillas No. 83 de la Brigada Móvil No. 12 del Ejército Nacional. El Juzgado encontró que las víctimas no pertenecían a ningún grupo armado al margen de la ley y, por el contrario, la documentación que pretendió justificar que los hechos fueron en medio de un combate con un grupo armado presentaba irregularidades, por lo cual determinó también la comisión del delito de falsedad ideológica en documento público. La sentencia revela una vez más la macabra práctica del Ejército Nacional durante la época de los mal llamados "falsos positivos". Estos hechos afectaron gravemente no solo a la familia, sino a toda la comunidad, que día a día registraban cientos de casos de graves violaciones de derechos humanos. El departamento del Meta es el segundo Departamento con más denuncias registradas por estos hechos a nivel nacional entre los años 2000 a 2008.

Para las víctimas y para el Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda, este fallo significa un gran avance en la búsqueda de justicia y nos llena de esperanza para continuar en la lucha contra la impunidad que históricamente se ha vivido en esta región de los Llanos Orientales.
 
Foto: Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Colectivo OFB.