Antioquia
Tipografía

En la vereda Jaguas del municipio de Caucasia, Bajo Cauca antioqueño, fueron asesinados Víctor Alfonso Zabala Oviedo y Jorge Miguel Polanco Ávila, dos líderes sociales quienes fueron abordados por hombres fuertemente armados con fusilería y quienes les dispararon con alevosía.



Según el reporte entregado por allegados a las víctimas, en un primer instante, el señor Zabala Oviedo fue acribillado en una finca de la vereda antes mencionada a eso de las 5 de la tarde del domingo 25 de marzo.

Zabala era el presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Rizo del municipio de Cáceres, Bajo Cauca y hacía parte del programa de sustitución de cultivos.

Minutos más tarde, de una finca de la vereda Caño Prieto, municipio de Cáceres, fue sacado a la fuerza de su lugar de residencia el líder social y campesino Jorge Miguel Polanco Ávila, quien habría sido trasladado contra su voluntad hasta zona rural de Caucasia y asesinado allí por sujetos que portaban fusiles de largo alcance. Esto ocurrió hacia las 5:30 p.m. del domingo.

Polanco Ávila habría sido presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Caño Prieto, del municipio de Cáceres

El ataque habría sido perpetrado, según denuncias, por hombres pertenecientes a los Caparrapos. En principio se indicó que el doble crimen se ejecutó en la vereda Caño Prieto, pero se conoció por parte de las autoridades que ambos homicidios fueron cometidos en zona rural de Caucasia.

Con este doble asesinato son ya cerca de 30 los líderes sociales asesinados en el país en 2018. Como se recordará, la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento, Codhes, informó a principios de marzo que en 2018 habían sido asesinados 22 líderes sociales y que otros 166 han sido víctimas de amenazas este año en Colombia.

Las cifras fueron entregadas en el marco de las sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que se realizaron en Bogotá.

Codhes añadió que 3.436 personas fueron desplazadas en los dos primeros meses de este año. Las amenazas y asesinatos de líderes sociales en Colombia aceleraron la migración obligatoria.

El 50% de los homicidios de los líderes se ha concentrado en las regiones del Bajo Cauca y en el Pacífico Sur colombiano (Nariño, Cauca y Valle del Cauca). En el caso de Antioquia, los principales sospechosos de perpetrar los homicidios son los integrantes del frente Virgilio Peralta Arenas de Los Caparrapos.

Entretanto, en 2017 las Naciones Unidas revelaron que 105 defensores de derechos humanos fueron ultimados por diferentes grupos delincuenciales colombianos.

Análisis Urbano