Nada de tristezas ni frustraciones, lo que obtuvimos fue un gran e histórico triunfo, porque es la primera vez, desde el asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, que un candidato diferente al establecimiento llega vivo a una segunda vuelta presidencial, y logra de manera inédita, limpia y honesta, más de 8 millones de votos.

Leer más...

Más artículos...