ilişkilerinde bir mola olarak değerlendirecekleri alternatifler yerli porno üzerinde duran çiftlerin karşısına internet üzerinde fantezileri xnxx gezinirken haftalık eş değiştirmede aracılık yapan bir swinger brazzers topluluğu çıkar Heyecanla oraya katılıp neler yapıldığını sormak rokettube isteyen çiftler ile aynı anda orada olan diğer çifti yan yana hd porno oturtan swinger müdürü onlara işleyişi anlatır ve bir hafta hd porno boyunca eşlerini değiştirerek zaman geçirmelerini söyler xnxx Adamlar seve seve yataklarına başka bir kadın alıp ateşli ve japon porno dimdik bir sikiş yapacağından emin olsalar da kadınlar hd porno biraz çekimser davranırlar Kadınlar ister istemez kocalarını redtube kıskanıyor olsa da kendileri de hayatlarında ilk kez başka bir brazzers adamda gönüllü şekilde seks yapacak olmanın heyecanını yaşadıklarını xhamster gizleyemezler Fakat bu haftalık eş değiştirme olayını amatör kamera youporn ile çekim yapma zorunlulukları olduğu için daha heyecan verici brazzers bulan kadınlar istişare sonrasında bunu kabul ederler

Atlántico
Typography

El sistema electoral colombiano ha llegado a tal grado de descomposición, que para ser elegido senador hay que conseguir para la campaña $6.000 millones, mientras que para representante se debe tener al menos $3.000 millones. Cifras que ponen de presente que en realidad las curules no se ganan, se compran.



Y uno de los epicentros de la politiquería y el chanchullo electoral es, sin duda, Atlántico, departamento que a la vez tiene hace años unas casas políticas asociadas a gamonales que dominan el juego y unos reyes que definen las reglas: los Char.

En este complejo entramado aparecen franquicias electorales como la de los Name, los Gerlein y los Char, así como pequeños emprendimientos de compraventa de votos como los que pusieron Ashton, Merlano y Pulgar. Pero en esta variedad de negocios existe una plaza obligatoria para quienes quieren hacer política clientelar: Soledad. Un distrito electoral en el que viven cerca de 660.000 habitantes donde los políticos del Atlántico históricamente cuadran caja el día de las elecciones.  

Este proceso de cuadrar caja no corresponde a la imagen, también cierta, de un tipo que compra votos a los transeúntes frente al puesto de votación el día de las elecciones. No. Allá se ha entronado el más sofisticado y perverso método de compra también de conciencias. El sistema está soportado sobre los colegios.

Los políticos y sus familias, que operan como clanes, son propietarios de los centros educativos de Soledad, como pasa con el Colegio Metropolitano Soledad 2000, El Milagroso y el Continental del Caribe, por sólo mencionar tres.

“La cosa con los colegios funciona así: la Alcaldía de Soledad o la Gobernación del Atlántico hacen convenios con los colegios porque no hay instituciones públicas para cubrir la demanda. El convenio financia cupos para estudiantes y sueldos de profesores. Con esto tienen dos vías de corrupción: una que funciona cobrando un pedazo del sueldo de los profesores y empleados, y otra que consiste en convertir a las familias de los becados y de los trabajadores del colegio en votantes”, me detalló una fuente.    


“Si estás desempleado, puedes emplearte en un colegio de Soledad. El único requisito es pagar un porcentaje del sueldo y firmar los comprobantes de pago como si lo recibieras completo. El contrato decía que el sueldo es de $1’200.000, pero me pagaban $750.000. El resto se lo quedaban, pero además nos pedían el voto y nos hacían inscribir el colegio como puesto de votación. Esta era una obligación para docentes, empleados y familias de los becados”, explicó un maestro que ha trasegado por instituciones educativas y campañas políticas.  

En Soledad para nadie es un secreto esta práctica. Si quiere que su hijo estudie, tiene que pagar con votos la educación. El sistema es exacto. La zonificación, por ejemplo, consiste en inscribir los votos comprados en un puesto de votación de forma tal que se pueda hacer seguimiento de la “inversión”. Y los colegios, de propiedad de los políticos, son puestos de votación donde las campañas zonifican a sus votantes. Así pueden saber en tiempo real quién cumplió y quién no.  

Los pioneros e impulsores de estos colegios electorales son los Char, quienes han replicado el modelo de dar empleos, becas, firmar convenios o suscribir contratos a cambio de coimas y votos. Se lo piden a los empleados de sus tiendas Olímpica, a los funcionarios de las alcaldías y la Gobernación. Regalan mercados y cobran con votos, dan contratos y exigen recompensas, mercadean con fútbol para ganar elecciones.

Han llevado a la máxima tecnificación el sistema de compraventa de conciencias, votos y favores políticos; sólo así una familia de comerciantes sin discurso político podría haberse convertido en la casa política más poderosa e “intocable” de todo el país.  


11 de octubre de 2020

Adendum:
Hace 5 años, el 3 de septiembre de 2915, bajo el titulo “Así usan la Alcaldía para buscarle votos a Char” Tatiana Velásquez denunciaba en el portal la Silla Vacía:

“A juzgar por las encuestas, el exalcalde barranquillero Alejandro Char es quizá el candidato de estas regionales que más asegurado tiene su triunfo. Pese a eso, en la Alcaldía les están pidiendo votos a los funcionarios para garantizarle la victoria este 25 de octubre.

“A La Silla llegó el ruido del uso indebido de la administración de Elsa Noguera, heredera política de Char, en favor de la campaña del exmandatario y de su fórmula a la Gobernación (el liberal Eduardo Verano). Lo pudimos confirmar con tres personas de adentro de la administración distrital y obtuvimos detalles adicionales sobre el mismo tema con dos políticos activos y un conocedor de la política local.

“Desde mediados de agosto, en secretarías, oficinas y entidades descentralizadas del distrito están circulando unas planillas para que los funcionarios escriban los datos de los potenciales votantes que aportarán a la causa charista.  

“Los tres funcionarios con los que hablamos, por aparte, y que trabajan en tres secretarías diferentes, nos dijeron que el número de votos exigido oscila entre los 15 y 30 por trabajador, según la dependencia. Todos tienen que ser comprometidos para Char y Verano. Ellos para quitarse de encima la presión de sus jefes entregan las planillas, sin que eso les garantice a los superiores los votos.  

“En cambio, las candidaturas al Concejo y a la Asamblea están divididas por secretaría. Muchas de ellas avaladas por Cambio Radical, partido en el que los Char tienen voz de mando. Es así como para el Concejo, en Recreación y Deportes votarán por Santiago Arias; Educación, por José Camacho, y Salud, por María de Chahín. Todos ellos impulsores de la candidatura de Alejandro Char.

“Uno de los funcionarios, en cuyo criterio confiamos porque conocemos su trayectoria profesional, nos aseguró que le pidieron los apoyos, hace dos semanas, en una primera reunión que se celebró en las instalaciones de la secretaría en la que trabaja. El jefe de área les dijo a los asistentes: “No nos podemos confiar”.  

“Inclusive -nos dijo- en varias oficinas ya avanza la fase de verificación de los nombres, cédulas y puestos de votación que sus compañeros anotaron en cada planilla.

“Pero para entregarles más detalles sobre los candidatos tanto a los empleados como a los votantes que consigan, se celebran reuniones fuera de la Alcaldía. Una de las más recientes tuvo lugar el viernes pasado y convocó a personal de Movilidad Distrital en un colegio de Barranquilla.

“Allí tres jefas de esa secretaría controlaron el ingreso de los asistentes supuestamente camufladas detrás de unas máscaras de marimonda, disfraz icónico del Carnaval de esta ciudad. La fuente nos aseguró que con las orejas grandes y la trompa alargada de ese traje carnavalero, evitaron ser reconocidas y quedar expuestas a una fotografía o un video que pueda acarrearles una posible sanción por participación política.  

“Para ese evento a cada empleado le fue asignado un número, que después sus superiores les entregaron impreso y repetido 30 veces en cuadrados de papel que hicieron las veces de tiquetes, continuó su relato la fuente: cada persona que asistió tuvo que dar su ficha a las tres mujeres que, disfrazadas, estaban en la entrada del colegio contabilizando el número de asistentes que llevó cada trabajador de Movilidad Distrital.

“La Silla no pudo obtener fotografías ni grabaciones de esa reunión. Buscamos la posición de la Alcaldía ante estas denuncias y el jefe de control interno Roberto Solano nos aseguró que la alcaldesa Elsa Noguera y su equipo de trabajo rechazaban “totalmente esa información” y negaban estar “ejerciendo presión” alguna desde las secretarías para que sus empleados entregaran planillas con votos para Char, Verano o algún candidato a la Asamblea o al Concejo.  

“También le preguntamos a la campaña de Alejandro Char, pero seguimos a la espera de una respuesta.

“Al igual que nosotros, la Misión de Observación Electoral del Atlántico recibió denuncias puntuales sobre la utilización de la Alcaldía como caja de votos. Su director Diógenes Rosero nos aseguró estar siguiéndoles la pista con su equipo de trabajo.

“Las razones de Char. Los funcionarios con los que hablamos le dijeron a La Silla que, como sucede en muchas otras alcaldías del país, en la de Barranquilla ha sido algo “normal” que cuando las elecciones se acercan les pidan votos a todos los empleados: a los que están en carrera administrativa, con contratos temporales o bajo la figura de libre nombramiento y remoción.  

“Pero, ¿por qué el candidato que tiene una de las imágenes e intenciones de voto más altas del país tendría que recurrir a este tipo de prácticas? Parte de la respuesta podría estar en un posible aumento del abstencionismo en estas elecciones, la confianza excesiva entre sus simpatizantes y una meta histórica de votos que el charismo se autoimpuso.  

“Ante una campaña tan predecible y carente de debate como la actual, porque su único competidor, el exconcejal Rafael Sánchez Anillo no tiene posibilidades, en varios sectores barranquilleros creen que el abstencionismo superará el 52% de 2011. Esto porque entre los ciudadanos ha calado la idea de que votando o no el ganador está cantado.

“Aunque en público no lo reconocen, entre los aliados de Alejandro Char había demasiado triunfalismo incluso antes de que la campaña comenzara oficialmente. Tanto, que una persona del equipo charista le reconoció a La Silla que se había vuelto costumbre escucharles decir que no había necesidad de esforzarse demasiado porque la reelección ya estaba ganada. Confianza que podría significar votos perdidos.  

“Esa situación amenazaba con convertirse en un efecto búmeran para la meta de Char en estas elecciones: sacar entre 250 mil y 300 mil votos, para superar la votación de hace ocho años.  

“Con ese rango, Char busca pasar a la historia como el mandatario barranquillero elegido con el mayor respaldo popular y consolidar aún más su liderazgo ante el vicepresidente Germán Vargas Lleras (...)  

“Además de contar con su propia maquinaria electoral, Char cuenta con la del resto de caciques del Atlántico: los senadores Roberto Gerlein, Laureano ‘el Gato volador’ Acuña, Eduardo Pulgar, Efraín Cepeda y José David Name Cardozo. Este último era el único que faltaba por adherirse a esa candidatura, pese a su tradicional antagonismo político con el charismo.  

“A esas aceitadas maquinarias se suman los 20 mil votos que la Alcaldía podría conseguirle. Nuestra fuente conocedora de la política local calcula esa cifra tomando los casi 2.100 trabajadores que tiene hoy la administración distrital y la manera como las secretarías se han organizado durante los últimos 15 años elección tras elección.

“Con la maquinaria trabajando para su proyecto político y con los votos de la Alcaldía, Alejandro Char busca llegar a las urnas como el candidato imbatible de los 250 mil votos. Menos de eso no está entre sus planes porque podría ser un golpe que afecte la fortaleza de su imagen. La pregunta es si no se verá afectada ya al usar la Administración pública para su beneficio”

Alejandro Char Chaljub es un politiquero al servicio de la corrupta burguesía colombiana que fue alcalde de la ciudad de Barranquilla, capital del departamento del Atlántico, en los años 2008-2011 y 2016-2019. Su hermano Arturo Char Chaljub, quien llegó al Congreso gracias a la compra de votos, es el actual presidente del Senado.

Video relacionado
¿Por qué no prosperan las investigaciones en contra de Alex Char?| Semana en Vivo
https://www.youtube.com/watch?v=tmoWRZIsMDY

Tomado de elespectador.com, lasillavacia.com y https://www.pacocol.org/index.php/comites-regionales/atlantico/12423-tambien-arturo-char-llego-al-congreso-gracias-a-la-compra-de-votos