Atlántico
Typography

Varias corrientes de estudiantes se transformaron en un sólo caudal que desembocó sobre la Plaza de La Paz, incluyendo la participación de universidades privadas.



Desde la sede de la Universidad del Atlántico, norte vía a Puerto Colombia, la masa estudiantil fue creciendo bajo una sola voz; "Por una educación como Derecho fundamental y del bien común".

Se leía en una pancarta flotante sobre la multitud que se dirigía a la Plaza de La Paz: "Este 10 de octubre párese duro, por la recuperación de fondos de la reforma tributaria reducción de recursos destinados a la guerra ¡YA!
Otra gran franja de tela recordaba palabras de Jaime Garzón: "si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país nadie va a venir a salvárselo".

En todo el recorrido, la marcha del 10 de octubre en la capital del Atlántico demostró que el movimiento estudiantil colombiano está vivo, que no va a ceder un metro en la lucha contra la privatización de la universidad y de la educación pública, como lo tiene proyectada la oligarquía uribista que gobierna.

Vienen días de más luchas por nuestra segunda y definitiva independencia, declaró la FEU-Atlántico.