ilişkilerinde bir mola olarak değerlendirecekleri alternatifler yerli porno üzerinde duran çiftlerin karşısına internet üzerinde fantezileri xnxx gezinirken haftalık eş değiştirmede aracılık yapan bir swinger brazzers topluluğu çıkar Heyecanla oraya katılıp neler yapıldığını sormak rokettube isteyen çiftler ile aynı anda orada olan diğer çifti yan yana hd porno oturtan swinger müdürü onlara işleyişi anlatır ve bir hafta hd porno boyunca eşlerini değiştirerek zaman geçirmelerini söyler xnxx Adamlar seve seve yataklarına başka bir kadın alıp ateşli ve japon porno dimdik bir sikiş yapacağından emin olsalar da kadınlar hd porno biraz çekimser davranırlar Kadınlar ister istemez kocalarını redtube kıskanıyor olsa da kendileri de hayatlarında ilk kez başka bir brazzers adamda gönüllü şekilde seks yapacak olmanın heyecanını yaşadıklarını xhamster gizleyemezler Fakat bu haftalık eş değiştirme olayını amatör kamera youporn ile çekim yapma zorunlulukları olduğu için daha heyecan verici brazzers bulan kadınlar istişare sonrasında bunu kabul ederler

Bogotá
Typography

La pandemia que vive el mundo actualmente ha tenido diferentes impactos sobre diferentes sistemas, algunos de ellos: económico, de salud, ambiental, laboral, educativo y social.



Estos impactos los asume, modifica y obliga cada país de acuerdo a sus modelos de vida; en Colombia, la situación que se vive respecto al Covid-19 puso de cara una realidad, de un país en donde sectores populares viven el abandono por parte del Estado, mientras éste se encarga de proteger a las clases sociales privilegiadas, merecedor de un sistema oligarca.

Uno de los principales asuntos cuando se habla de cuarenta es la falta de alimentos, o más bien, la falta de posibilidades para acceder a ellos al no contar con los medios para obtenerlos, pues el aislamiento ha evidenciado que más del 50% de empleos en Colombia son informales, caracterizados por servirse de las calles para adornarlas con diferentes productos o simplemente, empleos que no dan lugar a una contratación digna.

Una de las localidades que más acoge a estos sectores o gremios es una de las localidades más habitadas de Bogotá: la localidad 11, Suba. En esta localidad dicho impacto se esclarece y permite reconocer y conocer estas realidades de cerca y que, como resultado, las personas no dejen de salir a las calles teniendo como premisa los riesgos del posible contagio, pero como idea fundamental alimentar a sus familias, incluidas sus mascotas.

En Suba, mujeres y hombres se han organizado para recolectar alimentos por las calles de la localidad y poder solventar un poco esta necesidad fundamental, sirviendo como puente entre el que quiere ayudar y el que se puede ayudar.

Las jornadas de recolecta han sido ejecutadas posterior al nombramiento de la cuarenta y funcionan como campaña solidaria trasversal, es decir, las recepciones de donaciones funcionan de manera permanente al igual que la entrega de estas.

Las ayudas han llegado a diferentes poblaciones o sectores como: vendedores informales, recicladores, sector obrero, madres cabeza de familia y personas de la tercera edad, familias de estratos 0, 1 y 2 de la localidad.

“Esto logra mitigar una parte de la necesidad, no tenemos que olvidar la responsabilidad del Estado” resalta Marcela Manzo, líder del gremio de vendedores informales y voluntaria de una de las campañas de solidaridad humanitaria, en una entrevista realizada por canal capital.

Voluntarios que siembran una alternativa en la localidad, una idea de cambio que va en función a la colectividad, mujeres y hombres que le dicen al gobierno, más salud y menos guerra, materializando sus ideas por las calles de suba diciendo: ¡el hambre no entra en cuarentena!

(*) Miembro de Un Kilo de Amor, campaña de recolecta de alimentos.

Adendum:
Marcela Manzo, quien es líder de vendedores informales de la Asociación De Vendedores Informales Exitosos De Suba (ASOEXIS) señala:

“Es ahora cuándo notamos la magnitud de la informalidad y el abandono del gobierno a las poblaciones más vulnerables; éste no es un fenómeno desconocido, a lo largo de esta crisis se evidencia la condición precaria en la que se encuentran más de 3.000 familias en la localidad de Suba, a quienes las medidas restrictivas les someten a condiciones indignantes”

“Hambre y miseria son las características que prevalecen para ciertas personas que no son del interés de gobiernos excluyentes y retrógrados que no comprenden que la dignidad no es un privilegio de unos pocos sino un derecho que debe extenderse y abarcar a la población en su totalidad”

“Pero, se debe decir que es importante ahora más que nunca hacer un llamado a la unión, invitar a todas nuestras compañeras y compañeros a la resistencia mediante la organización cooperativa y de economía social y solidaria; no sin antes exigirle al gobierno no la asistencia alimentaria, pues las dinámicas de todas y todos no son las mismas, sino generar el mínimo vital para aquellos que no pueden tener ingresos básicos por la actual emergencia social. Es hora que asuman la responsabilidad que tienen como gobernantes”

Fuente:
Digna Rebeldía, página 4
Edición 001. Mayo de 2020