Bolívar
Tipografía

Campesinos salidos de varias cabeceras municipales, veredas y corregimientos del norte de Bolívar, se unieron y marcharon hasta la sede de la gobernación departamental para reclamar el cumplimiento de atención social pactada por padecer desplazamiento forzoso y despojo de sus tierras por paramilitares.



Las cabeceras municipales escenario del despojo, las amenazas y los asesinatos en el norte de Bolívar son Marialabaja y Mahates, poblaciones de mayorías afrodescendientes, con sus corregimientos y veredas de donde salieron las comisiones dispuestas a marchar.

La caravana campesina decidió tomar a Turbaco como punto de concentración bajo la consigna  "MARCHAMOS POR EL INCUMPLIMIENTO DE NUESTROS DERECHOS" Malagana y Mahates.

Los campesinos dijeron pertenecer al Palenque de San Basilio, La Bonga, El Paraíso, Todo Sonrisa, Bocas de San Juan y Catival Limón.

Hace algo más de dos años a los campesinos desplazados y amenazados del norte de Bolívar les prometieron una atención urgente para los adultos mayores que están en deplorable abandono, un programa de proyectos productivos y ayuda en salud para la niñez rural, también expuesta al hambre y las malas condiciones sanitarias, pero todo eso está en el olvido.

Luis Eduardo Navarro, uno de los más visibles activadores de la marcha, líder agrario de Marialabaja denuncia que los compromisos incumplidos son responsabilidad de la Unidad de Víctimas sobre reparación integral.

"Salir de nuestras veredas para marchar hasta Cartagena es un esfuerzo enorme, hemos obtenido apoyo entre nosotros mismos, sobre todo para no pasar hambre en estas jornadas" expresó otro de los campesinos bolivarenses.

La gobernación de Bolívar convocó al campesinado movilizado en protesta a una mesa de trabajo para replantear un programa de acción social, a más tardar en este fin de semana.