Bolívar
Tipografía

La comunidad campesina de San José del Playón, municipio de Marialabaja, Bolívar, reclamaba por la falta de agua potable, pero el alcalde Carlos Coronel, les envió un piquete de soldados que, lejos de solucionar el problema, enrareció más el ambiente tensionado por otras deficiencias en caminos y energía eléctrica.



La Asociación de Usuarios del Distrito de Riego de Marialabaja, Bolívar, que agrupa a campesinos de San José del Playón decidió cerrar las compuertas del canal que baja de la represa de Matuya, para reclamar porque enormes cantidades de agua se suministran a los cultivadores de las 13.000 hectáreas de palma africana, y no se atienden las necesidades humanas y cientos de mujeres y niños tienen que buscar agua en pozas no aptas para el consumo, con la que deben cocinar y bañarse.

De manera sorpresiva, el alcalde Coronel envió un contingente de soldados hasta las compuertas del Distrito de Riego de Marialabaja.

"Le hemos dicho al alcalde que no queremos violencia, también le ofrecimos que si es necesario, ponemos mano de obra nuestra" dijo Luigi Casanova, representante del campesinado.

Los Usuarios campesinos del Distrito de riego de Marialabaja afirman que no es sólo la falta de agua potable, "los caminos carreteables deben ser rescatados, están acabados, hay una sola motobomba que no da abasto, la electricidad tampoco es eficiente pero los cobros de Electricaribe son implacables" dijo Casanova.

El alcalde Coronel negó que su talante sea el de no atender a los campesinos y dijo que pidió un transformador para mejorar el sistema eléctrico.

Leonardo Julio Torres, otro activista campesino dijo que van a abrir un compás de espera para probar sí el alcalde dice la verdad, pues esta es la segunda toma de las compuertas de San José de Playón, ya hubo un acuerdo incumplido.

Gráfica pie de foto.- Alcalde Carlos Coronel