Bolívar
Tipografía

La Superintendencia de Notariado y Registro reveló hoy que en el proceso investigativo del derrumbe de un edificio ocurrido en abril pasado, en el barrio Blas de Lezo de Cartagena, han encontrado que la ciudad está sembrada de construcciones sin licencia, propiedades que deberán ser revocadas y sus familias mudadas por razones de seguridad.



El edificio "Brisas de Blas de Lezo II" se desplomó cuando la construcción estaba inconclusa, murieron 21 personas, la mayoría albañiles, el 27 de abril de este año.

Ese conmovedor hecho originó una investigación que encontró una serie de anomalías, comenzando porque su licencia de construcción es falsa, la fiscalía detuvo al constructor Wilfran Quiroz, al maestro de obras Luis Agressot, al ex director de control urbano Olimpo Vergara y al inspector de policía del barrio Blas de Lezo Alfonso Ramos de León, además debió renunciar la secretaria de planeación Luz Elena Paternina.

El Superintendente de Notariado Jairo Meza Guerra, dijo; "seguimos investigando y nos duele contarle a la ciudad que nos encontramos con más licencias de construcción falsas, la mayoría de los Quiroz".

Meza explicó que en total son 172 apartamentos de dominio privado, que a un promedio de 150 millones de pesos cada uno, da una suma total de 450 mil millones de pesos.

Quedan ahora 25 edificios identificados en Cartagena por la Superintendencia con irregularidades en la expedición de licencias y en el control técnico de las obras.

También se estableció que familiares de Wilfran Quiroz, tienen empresas constructoras así:, María de las Nieves Quiroz Construcciones Proyectos y Desarrollo, Deli del Carmen Quiroz Ruiz, Dagoberto Quiroz Ruiz, Emir Quiroz Ruiz, Eusebio Quiroz Ruiz y Jonathan Rivera Quiroz.

Son 19 edificios construidos con licencias falsas por el círculo familiar anotado, pero acaban de encontrarse 7 edificios más en las mismas condiciones.

Desalojar todos esos apartamentos se dice fácil, pero el descontento intrafamiliar es enorme pues el Distrito les anuncia un subsidio mensual de 400 mil pesos para que se muden en términos perentorios, hay pronunciamientos en todos los barrios de Cartagena donde "los Quiroz" construyeron con licencias falsas.

Lo grave es que los cobros bancarios a los ocupantes de los apartamentos de la investigación en diferentes barrios cartageneros, llegan cada mes.

Se supone que hubo sobornos millonarios dentro de la alcaldía de Cartagena para permitir una cantidad desbordada de construcciones inmobiliarias que van a ser sometidas a pruebas de sismo resistencia.

La Superintendencia de Notariado anunció denuncias penales contra los constructores, involucrados en una estafa inmobiliaria sin precedentes en Cartagena.

Las familias encartadas en los apartamentos investigados en Cartagena se preguntan cómo es posible que la corrupción haya llegado a proporciones semejantes, hasta el extremo de ponerse en peligro cientos de vidas, sin contar los 21 muertos de "Brisas de Blas de Lezo II".