Bolívar
Tipografía

En extrañas circunstancias fue detenida en horas de la madrugada la dirigente campesina y vocera de la Cumbre Agraria, Étnica y Popular, Milena Quiroz. Según testigos, hacia las 5:00 a.m. arribaron miembros de la Policía Nacional al municipio de Arenal, Departamento de Bolívar, quienes se dirigieron a la vivienda de Milena para realizar el allanamiento de este inmueble y detener a la dirigente social. Al parecer, sobre la defensora de derechos humanos fue emitida una orden de captura por parte de la sección de Cartagena de la Fiscalía General por el delito de concierto para delinquir.



Lo preocupante es que Milena Quiroz, además de ser sometida a tratos violentos y a la violación de la intimidad de su hogar, deberá afrontar otro posible falso positivo judicial, ya frecuentes contra líderes sociales y políticos en el país. Valga decir que Milena Quiroz además de vocera de la Cumbre Agraria, Étnica y Popular, también es activista del Congreso de los Pueblos, vocera de la comisión de interlocución del Sur de Bolívar, centro y sur del Cesar y representante legal del consejo comunitario afrodescendiente Casimira Olave Arincón Amela. Por lo tanto, su captura representa un golpe a las organizaciones sociales y comunitarias de la región Caribe del país y un mensaje amenazante para los defensores de derechos humanos.

¿La paz para la reconciliación o para la encarcelación? Esta pregunta ronda entre los sectores organizados de la sociedad civil que defienden la paz pero que vienen siendo señalados por las autoridades como responsables de delitos políticos. Milena Quiroz y demás líderes sociales víctimas de falsos positivos judiciales deben ser liberados, restaurados sus derechos civiles y políticos. La paz exige no sólo el cese de la violencia contra los defensores de la paz sino el cese de la persecución, señalamiento y judicialización de los líderes sociales y políticos del país.


Movimiento Político y Social Marcha Patriótica