Bolívar
Tipografía

La comunidad de Magangué se declaró en estado de alerta ante la emergencia desatada en las zonas de influencia de los ríos Magdalena y Cauca, como consecuencia del desastre de la represa de Hidroituango.



En el sur de Bolívar, Magangué, segunda ciudad de este departamento, ha sido en varios periodos de su historia, el escenario de inundaciones causantes de pérdidas materiales y humanas, enfrentadas con grandes esfuerzos del pueblo que construyó rellenos, diques y jarillones para reducir el impacto de las aguas, con cierto éxito, pero, ahora, la comunidad ve con preocupación y alarma el regreso de la amenaza del Magdalena, con el aumento de 12cm, en el nivel del agua en las últimas 48 horas.

Anoche se supo que el Cauca rompió el jarillón en Guaranda, departamento de Sucre, un hecho que puede aumentar el riesgo de una calamidad en La Mojana que sería el comienzo de un agravamiento en Magangué.

En Guaranda se activaron cuadrillas expertas en construir diques con estacas y sacos de arena para disminuir el tamaño del boquete hasta cuando se logre un relleno con maquinaria. "Es lo que hemos hecho siempre" dijo un habitante de la zona.

Un técnico en el punto de la represa dijo que un control del agua no será posible antes de una semana.
El boquete abierto en Guaranda es la primera emergencia que causa Hidroituango en La Mojana, en el punto conocido como "Chorro de Diógenes", y es la amenaza directa para Magangué.

Las clases en la región de Bolívar bañada por los ríos Cauca y Magdalena fueron suspendidas hasta nueva orden, además las lanchas y chalupas que son el más activo sistema comercial de pasajeros y carga en una vasta zona, deberán ser restringidas.

San Pablo y Simití, Cantagallo y regidor, municipios del sur de Bolívar ya están sufriendo las consecuencias del desastre técnico de Ituango. De San Pablo fueron evacuadas 80 familias y en Simití ocurrió otro tanto con unas 30 familias.

La calamidad causada por la represa de Ituango sólo en Antioquia obligó hasta la tarde de este viernes la evacuación de 5.000 personas y si se rompe la presa, estaríamos ante una tragedia indescriptible.

Así se ve el Cauca desde La Pintada. Foto cortesía