Bolívar
Typography

Una racha de apagones, en Cartagena y en todos los municipios de la costa Caribe, envueltos bajo una ola de calor, tiene indignados a los 11 millones de suscriptores que no están dispuestos a aceptar un tarifazo que es lo único que se le ocurre al ministro Carrasquilla.



En el pasado fin de semana, se sucedieron apagones desesperantes en hogares, clínicas, tiendas, escuelas, hasta por 12 horas, y en casos más graves por ocho días como sucedió en Chinú, departamento de Córdoba.

Es un hecho aceptado por la empresa Electricaribe que las redes de transmisión se encuentran en mal estado, por un irresponsable abandono de los programas de mantenimiento y ese es el principal motivo de las llamadas "paradas técnicas", que dejan sin servicio varios municipios, barrios enteros, hogares sometidos a climas infernales.

Los gobiernos departamentales, que aceptaron la entrega de la energía eléctrica a la privatización neoliberal, políticos cómplices de la venta de los activos comprados con fondos públicos, ahora no saben qué hacer con su monstruo de Electricaribe e intentan ponerse a tono con las protestas del usuario, pero nadie les cree.

El tarifazo que viene será de 80 y 60 pesos de aumento por kilovatio, lo que representaría alzas de 20 y 15% pero la Región Caribe llevará la peor parte por el avanzado deterioro de las redes y esto tiene exacerbados los ánimos de pequeños, medianos y grandes consumidores de la actividad industrial y comercial de las capitales costeñas.

Los comités barriales, sindicatos de industria, gremios artesanales, maestros de las ramas de primaria y secundaria, frigoríficos, supermercados y pequeños abastos de la cadena alimenticia, hoteleros, heladerías y toda la oferta comercial de la Región Caribe, coinciden en que el engaño y la irresponsabilidad de Electricaribe han creado una verdadera estafa a la fe de la comunidad y que la respuesta del pueblo debe ser un Paro Cívico con un NO AL ALZA que propone Carrasquilla, en nombre de un gobierno que aún no tiene un mes de instalado.

La crisis es de tales proporciones que Electricaribe busca en forma apresurada un "inversionista operador" mientras el gobierno de Duque mantiene la teoría de que el alza de tarifas "consolidará" a la empresa, en otras palabras, la crisis la pagará el bolsillo del pueblo costeño.

Sin vergüenza alguna, ya algunos políticos corruptos de la costa firmaron un compromiso para apoyar el alza de tarifas.

Córdoba, Atlántico, Magdalena, Sucre, Cesar, San Andrés, Bolívar, Guajira, toda la Región con sus municipios y zonas rurales, vive una situación de incertidumbre económica, de atraso, de desánimo empresarial, no hay inversionista, grande o pequeño que se arriesgue a desarrollar un proyecto por el evidente paso en falso que dio la clase política corrupta al privatizar un servicio público estratégico y entregarlo a intereses extranjeros.

Gráfica.- Electricaribe se encuentra sin capacidad de suministro por sus redes mal mantenidas y obsoletas.