Bolívar
Typography

El desastre ecológico que envuelve todo el entorno de la ciénaga de Magangué. Bolívar, es uno de los grandes crímenes ecológicos que se encuentran en la mas absoluta impunidad, a pesar de estar identificados sus culpables.



La ciénaga de Magangué es parte de un importante complejo hídrico que influye en la vida diaria de un poco mas de 100 mil personas, hundidas en un ambiente malsano y pobre, donde el hambre y las enfermedades son asunto común y corriente, y se carece de atención médica.

Una de las causas del deterioro de la Ciénaga de Magangué es el irresponsable y constante vertimiento de aguas de alcantarilla, a lo largo de 21 kilómetros de extensión.

Hoy esa ciénaga, que bien podría ser un recurso natural de la segunda ciudad del departamento de Bolívar, es parte del gran ecocidio del campo colombiano, conectada con el Río Magdalena por el canal de El Chorro, de un poco más de un kilómetro.

Las sucesivas alcaldías de Magangué tomadas por la corrupción uribista, y de la ultraderecha bolivarense, no tuvieron voluntad política para recuperar un recurso paisajístico y ponerlo al servicio de la vida comunitaria.
Otro foco de contaminación de la Ciénaga de Magangué son Los rellenos ilegales con cascarilla de arroz y escombros, auspiciados por finqueros para agrandar y robar terreno a costa del cuerpo de agua y de la pesca, que es cada vez más precaria.

La  comunidad magangueleña prepara una denuncia sobre el atropello ambiental de su gran ciénaga, víctima de la ignorancia y la corrupción del establecimiento neoliberal en que naufraga Colombia.

Gráfica.-Las aguas de alcantarillas van a parar a la calle 20 del barrio La Esmeralda de Magangué. Foto: Meridiano