Bolívar
Typography

El pasado 1° de mayo, Día Internacional de la Clase Obrera, será inscrito en la historia reciente de las luchas populares de la capital de Bolívar, como un capítulo ejemplar de lo que puede lograrse con la unidad alrededor de la búsqueda del bienestar y de la paz, manteniendo la denuncia contra la corrupción y la oligarquía neoliberal, asesina y derechista.



La movilización del pueblo activo de Cartagena en la histórica fecha, desbordó los límites de lo estrictamente sindical como se dejó establecido en la amplia variedad de las consignas, de las pancartas, del colorido originado en las barriadas de los cuatro puntos cardinales de una ciudad ofendida por las casas políticas del uribismo corrupto, que hicieron de la administración distrital y departamental una vergüenza en el lapso de los últimos veinte años.

Destacamentos sindicales, grupos independientes de profesionales, artesanos, madres comunitarias, delegaciones del campesinado del norte de Bolívar, organizaciones estudiantiles de universidades públicas y privadas,  obreros de la construcción,  el gremio de taxistas y conductores, pequeños propietarios de buses, trabajadores y empleados de la salud y de la red de hospitales y clínicas, además de centenares de ciudadanos que no son indiferentes a la triste suerte que la clase política corrupta le ha acarreado a Cartagena. Fue también muy notoria la presencia de una comisión del gremio de pensionados, y como es ya una constante, la activa y animada figura de la lucha del Partido Comunista y de sus fuerzas de la JUCO en la ciudad Heroica.

La concentración de la que sería la cabeza de una marcha de unos 5 kilómetros, comenzó a las 10 de la mañana, en el punto conocido como Los 4 Vientos, una convergencia urbana desde donde partió la movilización con música y folclor, cultura y demostraciones de ingenio y recursos teatrales.

A lo largo de la marcha se establecieron varias paradas, con la finalidad de escuchar a los distintos voceros de la clase obrera, popular y campesina. El fuerte sol que nos acompañó en toda la jornada, como en toda la Región Caribe, no fue un obstáculo sino más bien un elemento más que le aportó calor, sudor y una alegría inmensa. El grueso de la marcha del 1 de mayo en Cartagena, fue una notificación a Duque y su gabinete de la derecha uribista, de que hay en la clase obrera y en la comunidad de esta ciudad, un rotundo rechazo al Plan de Desarrollo, por tratarse de un acuerdo entre empresarios del neoliberalismo, y que la lucha será más de fondo y permanente.

El 1° de mayo en Cartagena se escuchó el clamor de "Manos fuera de Venezuela", se denunció que Duque de manera irresponsable lleva al país a un peligroso callejón bélico contra un país hermano, comprometiendo además el territorio de Colombia para un teatro de guerra en la frontera, con el fomento y la financiación del paramilitarismo y el aumento de los asesinatos de líderes sociales en regiones hundidas en la miseria.

El pueblo que marchó en Cartagena, en el histórico 1 de mayo de 2019, exigió el cese del desmonte del Acuerdo de Paz, como ya es evidente en las actuaciones descaradas de Duque y su funesto gabinete uribista.

La marcha cartagenera tuvo en el punto de llegada de la USO, una tarde de fraternidad y de convicción de que la paz es el objetivo a defender.

Foto Ósca Díaz . El Universal