Bolívar
Typography

En la mañana del lunes 15 de julio fueron capturados nueve campesinos de Micoahumado, en el municipio de Morales, Sur de Bolívar. Según los habitantes del corregimiento, este operativo realizado por el Ejército Nacional responde a un hecho de estigmatización y persecución por parte de la Fuerza Pública hacia los habitantes y líderes de la región.



Agentes de la fiscalía, del CTI y de la Fuerza pública ingresaron violentamente a varias viviendas corregimiento de Micoahumado en la madrugada del lunes; el operativo fue liderado por la Fuerza de Tarea Marte de la Primera División del Ejército Nacional.

En éste fueron capturados ocho hombres y una mujer que, según Jairo Leguizamón, comandante de la Fuerza de Tarea Marte del Ejército, hacen parte del Ejército de Liberación Nacional -ELN-. Sin embargo, la comunidad afirma que los detenidos solo son campesinos.

En el Sur de Bolívar ya se han presentado casos reiterativos de capturas y judicializaciones sin causas reales. Un ejemplo fue el caso de Milena Quiroz, lideresa social de la región que fue capturada junto a otras 11 personas en el 2017. Al igual que ahora, el Ejército afirmó que se trataba de supuestos integrantes del ELN; sin embargo, ocho meses después fueron liberados luego de que el juez determinara que las pruebas presentadas por la Fiscalía eran precarias y concordaban con otros casos de falsos positivos judiciales.

Esto deja en evidencia la persecución y estigmatización que viven las comunidades campesinas de la región y que se hace evidente con las capturas realizadas ayer. «El Ejército dice que nos viene a proteger, pero en realidad se están llevando a nuestros hijos, los empapelan para judicializarlos”, afirma un líder social de la región.

Los capturados serán acusados de los delitos de rebelión y concierto para delinquir. Mientras tanto la comunidad continúa rechazando las acciones violentas de la Fuerza Pública y exigiendo condiciones para permanecer en el territorio. Asimismo, afirman que los campesinos capturados son campesinos de la comunidad y no están relacionados con los delitos de los que se les acusa.

Durante este año las comunidades de este municipio han hecho un llamado reiterativo para que cese, tanto la militarización en el territorio, así como los enfrentamientos entre la Fuerza Pública y el ELN.

Colombia Informa