Empleados de una cadena de tiendas de Cartagena, la costa y el resto del país, están bajo amenaza de despido, si no firman por la candidatura de Germán Vargas Lleras, un déspota que no ha tenido el coraje de declararse uribista y que ahora esconde su antigua filiación y fundación de "Cambio Radical", un antro de corruptos que tiene el récord de la mayor cantidad de presos entre sus filas.

Leer más...

Más artículos...