El Hospital de la Divina Misericordia de Magangué, Bolívar, es hoy un escenario donde coinciden, de manera hiriente, las consecuencias de una crisis de la salud pública generalizada en todo el territorio colombiano, espejo de la privatización de la salud, como fructífero negocio, que lo invadió todo y relegó la red hospitalaria de otros tiempos, a ser un espectáculo de pobres menesterosos.

Leer más...

Más artículos...