Cauca
Tipografía

Un miembro de Policía Nacional, que prestaba seguridad a los miembros de la comisión, resultó herido por un disparo de fusil.



A pocos días de concluir con la extracción de armamento de las caletas de las FARC-EP, en zona rural de Caloto, Cauca, se produjo un hostigamiento hacia el equipo conformado por observadores de Naciones Unidas, miembros de la Policía Nacional y excombatientes de esta guerrilla. Este hecho se presentó el pasado 6 de agosto mientras se realizaban labores para sustraer el material bélico de una caleta ubicada en el sector El Pedregal.

A pesar de haber extraído con éxito gran parte del material bélico almacenado en zonas recónditas del país, el protocolo para tal labor falló en Caloto. Un miembro de la Unidad para la Edificación de la Paz (Unipep), de la Policía Nacional, que prestaba seguridad a los integrantes de la comisión, resultó herido por un disparo de fusil. Este hecho ocurrió en horas de la mañana de ese domingo.

El Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, manifestó al respecto que detrás este hostigamiento estaría presuntamente el ELN; sin embargo, esta organización declaró en redes sociales no tener ninguna responsabilidad en el ataque de la misión de la ONU en Cauca. Omitiendo lo dicho por los insurgentes, que adelantan un proceso para la construcción de paz en Ecuador, varios medios atribuyen este acto a esta guerrilla y a posibles disidentes de las FARC. Pero la postura del Ministerio de Defensa contraría el respaldo declarado por el ELN a la implementación de los acuerdos de La Habana y a la construcción de una paz total.

Es de resaltar que el departamento de Cauca es uno de los más violentos del país, allí se ha denunciado por parte de la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano Francisco Isaías Cifuentes, agencias de cooperación internacional y organizaciones sociales, el auge del accionar paramilitar y la grave situación que se vienen presentando en la retoma de los territorios dejados por las FARC-EP. En este departamento también desarrollan su trabajo organizaciones sociales que se la han jugado por la paz y la resistencia civil. Siendo estas últimas declaradas objetivos militar por parte de los paramilitares.

Queda la duda de porqué si el Ejército tiene acordonado un perímetro especial para la extracción de armamento de las caletas, por parte de la comisión de la ONU, grupos al margen de la ley lograron burlarlo y atacar a la comisión. Al respecto, en la última semana de junio, el general Javier Pérez Aquino, jefe de los observadores en la misión de la ONU, entregó un informe sobre el avance en la destrucción de caletas de las FARC-EP en el que se refería a los protocolos de seguridad que se llevan a cabo para la extracción de armamento en las caletas de la insurgencia.

Agencia Prensa Rural