Cauca
Tipografía

Ramón Ascue Calix, comunero indígena y liberador de la tierra perteneciente a la vereda Pan de Azúcar, de la comunidad indígena de Corinto, en el Cauca fue asesinado por sicarios este lunes 14 de mayo, a eso de las 9:15 p.m.



Los hechos se dieron en plena cabecera municipal de Corinto, cuando sujetos en moto lo abordaron después de perseguirlo y le dispararon en diferentes oportunidades. Una mujer que pasaba por el lugar resultó herida.

El Tejido de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, Acin, rechazó el hecho de sangre e instó a las autoridades a no dejar su muerte en la impunidad. “Rechazamos este atroz crimen contra el colectivo indígena, la familia de Corinto, la organización indígena y el proceso de liberación”, escribieron en su sitio web

“Durante muchas anteriores ocasiones se había advertido de los riesgos y amenazas que sufre el proceso de liberación en concreto, proceso que hoy nuevamente es afectado directamente”, lamentó la Acin en un escrito.

Agregó la Asociación que en 2017 fueron asesinados dos comuneros indígenas en las inmediaciones de la hacienda Miraflores, propiedad del Ingenio Incauca, mientras la comunidad indígena Nasa adelantaba acciones de control y recuperación de sus tierras ancestrales.

El 22 de marzo del año pasado fue asesinado el liberador Javier Oteca por miembros de la seguridad privada de Incauca. Posteriormente, el 9 de mayo de 2017, fue asesinado Daniel Felipe Castro, un joven liberador de tierras de apenas 16 años, por miembros de la Policía Nacional cuando los uniformados abrieron fuego indiscriminado contra la comunidad indígena desarmada.

Añade el comunicado firmado por el Centro de Comunicación y Educación Popular de Acin, que estos asesinatos no solo se encuentran en la impunidad sino que, además, para este año las acciones de violencia y represión contra la comunidad indígena han llegado a un nuevo nivel de recrudecimiento, ya que los liberadores de la Madre Tierra son seguidos por sicarios y hombres armados, en lo que amenaza convertirse en una serie de asesinatos selectivos que busca detener el proceso de Liberación de la Madre Tierra en Corinto.

Así, el 30 de abril de 2018, a las 6:40 p.m. fue asesinado el liberador indígena Héctor Janer mientras se movilizaba en una moto desde la cabecera municipal de Corinto hasta la vereda el Guanábano, mientras que este lunes 14 de mayo de 2018 cae muerto otro liberador de la Madre Tierra en el casco urbano de Corinto.

La Acin destaca a Ramon Ascué Calix como un hombre comprometido con el proceso de Liberación de la Madre Tierra, que siempre estuvo junto a la comunidad realizando registros en fotografía y vídeo sobre las constantes agresiones de la Policía, el Ejército y grupos paramilitares, utilizando la denuncia como una herramienta para proteger a la comunidad indígena.

“Una noche, a comienzos de 2017, mientras caminaba por las vías veredales de Corinto, Ramon Ascue comentó que pensaba retirarse un tiempo del proceso de Liberación ya que presentía que lo iban a matar, sin embargo su amor y entrega a la lucha por la Liberación de Tierras no se lo permitió, y continuó luchando, hasta que en la noche de ayer sicarios le arrancaron su vida”, agrega el comunicado de Acin.

Y concluye: “Le enviamos un saludo de solidaridad a la familia ya que en poco tiempo perdieron a dos hermanos comprometidos con el proceso de liberación Javier y Ramón Ascue Calix. Pero sus muertes no han sido en vano, ya que su ejemplo, su determinación y su lucha quedan vivas en la memoria para seguir este camino de Liberación”.

Analisis Urbano