Cesar
Tipografía

El controvertido sistema extractor de gas y petróleo conocido como "fracking", llegó al departamento costeño de El Cesar acompañado de tensión comunitaria y amenazas de muerte contra sus oponentes.



Con el "fracking", acción del verbo inglés que significa fracturar, las multinacionales petroleras buscan aumentar la extracción de gas y de hidrocarburos,  perforan un pozo horizontal o vertical entubado y encementado, de más de 2.000 metros de profundidad para crear canales con inyección de enormes cantidades de agua a alta presión, de tal forma que supere la resistencia de la roca.

El agua introducida con el "fracking" es mezclada con productos químicos para ampliar las fracturas existentes en el pozo.

Las objeciones que en diferentes regiones del mundo plantean las comunidades, contra el "fracking" son básicamente un elevado consumo de agua que se le quita a las personas, contaminación sonora derivada de los equipos de perforación y liberación sin control de gases hacia la superficie.

San Martín, es la población de El Cesar donde se sitúa el punto escogido por la firma Conocophillips para hacer "fracking" y donde comenzaron las primeras voces opositoras entre la comunidad, activadas por la Corporación Defensora del Agua Territorio y Ecosistemas, liderada por Carlos Andrés Santiago, contra quien se conocieron amenazas de muerte.

En San Martín de El Cesar ya se han producido bloqueos contra la llegada de maquinarias de ConocoPhillips, en la vereda Punta de Limón, la comunidad denuncia la aparición de manchas de aceite en un pozo de agua que se alimenta de una zona de humedales.

"Haremos resistencia pacífica, hay una unidad comunitaria contra el "fracking", declara Carlos Andrés Santiago quien cambió de domicilio para protegerse de amenazas contra su vida.