Cundinamarca
Tipografía

“Le hemos pedido a Catastro que nos diga ¿En qué se basó para subir tanto los avalúos?, incluso, ¿cómo hizo para dividir los predios o hacer que un campesino apareciera con más predios a su cargo?”: Libia Villalva



Lo que pareciera ser cada año como una queja generalizada por el alza en los costos del impuesto predial, hoy día, según los dueños de negocios y predios de las zonas de estratos más bajos de la ciudad, como Ciudad Bolívar, Usme y Sumapaz, han dicho que para este año, “Catastro ha pasado los límites de la sensatez”.

Si bien es cierto que la valorización de los predios en la ciudad se ha incrementado, estas localidades y en particular la que concentra el número más alto de campesinos de la ciudad, no comprende como este pudo aumentar en un 400% y un 1000% sobre el valor anterior.

Así se lo hicieron saber los ediles de Sumapaz en una reunión que sostuvieron con la directora de Catastro, la señora Claudia Puentes Riaño, en la alcaldía local de Sumapaz. Voz dialogó con Livia Villalva, edil de la Unión Patriótica, y comentó que “es incomprensible que bajo las condiciones en las que se encuentran nuestros campesinos, porque la producción del campo no está dando, el impuesto predial llegue a estos límites”.

Livia Villalva, edil de la Unión Patriótica


Livia relata que varios campesinos se han acercado a las oficinas de la administración local para dar a conocer los incrementos desbordados que han tenido sobre sus predios. “Sumapaz es la localidad más grande de Bogotá, vivimos con una economía cada vez más precaria. Aquí tenemos una población de estratos uno, dos y tres, pero con esta nueva actualización pasaríamos casi a ser un municipio de categoría seis y quedamos como de estrato cuatro y seis. Si esto no se ajusta, para el otro año los campesinos tendrían que vender sus fincas para pagar los impuestos”, afirmó.
Una actualización sin precedentes

En dicha reunión, la misma directora de Catastro explicó que desde el 2005, no se hacía evalúo catastral, los impuestos que se estarían cobrando corresponderían a la actualización de catastros desde esta fecha. Sin embargo, las quejas demuestran que dicha actualización no contó con un estudio previo y si se realizó, los dueños de predios e inmuebles no comprenden cómo pasaron de figurar como personas humildes de bajos recursos a clasificar dentro de estratos altos, o con múltiples predios, como lo es el caso de Sumapaz según menciona la edil: “Tenemos un campesino que su predio se lo dividieron en cinco, otro que su predio estaba en 18 millones y ahora pasó a costar doscientos millones. Le hemos pedido a Catastro que nos diga ¿en qué se basó para subir tanto los avalúos? incluso, ¿cómo hizo para dividir los predios o hacer que un campesino apareciera con más predios a su cargo?”.

Según se ha calculado uno de los elementos que ayuda al incremento de los predios es el relacionado con las nuevas zonas construidas en inmediaciones a los territorios donde más aumentó el impuesto, por otro lado está lo relacionado con el Consejo Superior de Política Fiscal, Confis, que cada año fija los porcentajes de los avalúos comerciales que define los avalúos catastrales, y que según se ha informado, este redujo en el mes de diciembre esos porcentajes para los estratos 1, 2 y 3. Y finalmente está el relacionado con el ajuste por equidad, que se da a quienes paguen según unos tiempos estipulados, se verían beneficiados con un descuento en el pago de cada contribuyente.

Sin embargo, pese a que a algunas localidades de estratos más bajos, se dice que el porcentaje de esos costos bajaron para los avalúos catastrales, el impuesto predial se ubica como entre los más costosos de la ciudad. Por eso la preocupación e inconformidad que se ha venido expresando en la ciudadanía, el reclamo incluso llega a afirmar: “¿Cuál es el interés en subir los costos de los impuestos para los estratos más bajos, y para la población que vive en zonas como Chapinero se mantenga o baje?”.

En la reunión que se sostuvo entre los ediles de Sumapaz y la directora de Catastro, se definió como compromiso realizar una reunión el próximo 30 de abril en San Juan de Sumapaz, para que los campesinos presenten sus quejas y se puedan hacer nuevamente los avalúos. “Queremos que se le dé una solución a este problema, y que se tenga en cuenta la realidad económica y social de nuestras comunidades, porque tenemos la seguridad de que nuestros campesinos no van a poder pagar los impuestos. Personas que pagaban ochenta mil pesos hoy deben pagar más de un millón. ¿De dónde van a sacar la plata si la economía campesina cada vez está más débil?”.

Semanario Voz