Huila
Tipografía

La mañana de ayer (7 de noviembre) en la vereda Piedramarcada, se vivieron momentos de tensión en la reunión que encabezaba Ramiro Durán, vocero del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc) en el Huila, donde habían cerca de 50 personas de la zona, con la llegada de soldados del Ejército, quienes al parecer arribaron al sector, porque tenían información de que en el lugar había personas armadas.



En una reunión que sostenía ayer (7 de noviembre) el vocero del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), Ramiro Durán con cerca de 50 campesinos de la vereda Piedramarcada, corregimiento de Vegalarga en Neiva, el ambiente se tornó ‘pesado’ con la llega de una unidad del Ejército de la Novena Brigada. Por fortuna, todo se resolvió a través del diálogo. El excombatiente indicó que un suboficial del Ejército lo amenazó con aniquilarlo.

En relación al incidente entre ambas partes, el coronel Oscar Armando Rodríguez, comandante de la Novena Brigada del Ejército, expresó que recibieron información de la comunidad de la zona rural en mención, donde había una reunión de 50 personas y “nos indican que hay unas personas armadas en este sector. Por ende le dimos la orden a una unidad que verificara la información suministrada y al momento de llegar al recinto, la patrulla hizo una requisa, encontrando que tres de ellos tienen pistolas (tres) sin el respectivo salvoconducto”.

Agregó que minutos después uno de los asistentes presentó los documentos de las armas. “A los 15 minutos del hecho, uno de ellos, fue al vehículo en el que habían llegado a la zona y con los documentos. Uno de ellos se identificó como Ramiro Durán que estaba junto a cuatro personas que lo protegen, son ex miembros de las Farc”. Además los escoltas suministraron a los soldados el permiso dado por la Unidad Nacional de Protección de para el porte de las armas de fuego.

¿Hubo amenaza de muerte?

En este orden de ideas, Ramiro Durán, vocero del partido Farc, manifestó que luego de iniciar la reunión con la comunidad en la caseta comunal, “bajaron de los cafetales, soldados del Ejército Nacional en una actitud ofensiva hacia donde nos encontrábamos, en disposición de combate con los fusiles desasegurados, apuntando contra la gente que estaba en la reunión y contra mí también”.

Según el vocero de las Farc, el cabo que estaba al frente del operativo no tenía las respectivas insignias militares, generando un momento de confusión, el militar no se quiso identificar cuando Ramiro le pidió que lo hiciera. “El suboficial me indicó que la orden que tenía, era de aniquilarme, bajo la excusa que la reunión era convocada por una disidencia de las Farc”.

Sin embargo, el coronel Rodríguez, agregó que “no hubo altercado alguno, ni amenaza como tal de los soldados para con las personas presentes en la reunión, no es nuestro proceder”.

Finalmente, hasta la zona en mención habría llegado personal de la ONU y la Defensoría del Pueblo con el objetivo de certificar y ratificar que no hubo maltrato de la Fuerza Pública con los miembros del partido político, ni con los agricultores.

Es importante que haya coordinación

Los integrantes del partido político indicaron que la Policía Metropolitana de Neiva, sabía de la reunión en Piedramarcada. Mientras que un vocero de la Policía Metropolitana de Neiva, manifestó “nosotros teníamos conocimiento de una reunión que realizaron en Río Blanco, Baraya, que realizaron el pasado lunes, de la congregación de ayer no sabíamos y es importante que haya coordinación con estos eventos, con el fin de evitar los inconvenientes”.

Gráfica pie de foto.- Ramiro Durán habría sido amenazado por subteniente del Ejército.

La Nación