La Guajira
Tipografía

Entre enero y marzo de 2018, ya van 16 niños wayúu de La Guajira muertos por desnutrición, relacionada con el hambre, de acuerdo con un informe de la Defensoría del Pueblo.



De mantenerse esa cruel tendencia, tendremos al finalizar 2018 entre 60 y 64 niños muertos de hambre, sólo en el martirizado departamento de La Guajira, sin contar las restantes regiones colombianas donde escasean los alimentos, el agua potable, la atención médica y reinan el latifundio, la violencia paramilitar y la indiferencia del Estado y donde las cifras de esta tragedia social, podrían ser más altas.

En cuanto a La Guajira ya están reactivadas las protestas de la nación wayuu, integrada por más de 500 mil indígenas.

Carlos Alfonso Negret, Defensor Nacional del Pueblo se pronunció sobre las muertes recientes de niños guajiros durante una audiencia de seguimiento institucional para vigilar el cumplimiento de los fallos y medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, sobre desnutrición exigidas por la comunidad.

Entre 2012 y 2016 -sólo en La Guajira- se contaron 244 niños muertos por desnutrición, cifras oficiales divulgadas por el Instituto Nacional de Salud.

Activistas comunales de Riohacha y de otras localidades guajiras dicen que urge un plan de acción para llevar alimentos de calidad y agua, sin pérdida de tiempo, a zonas que están más expuestas al hambre y la sed, si se desea erradicar ese flagelo, y quitarle al departamento la imagen de escenario paupérrimo y miserable que tiene.

La CIDH en 2015 exigió al Estado colombiano medidas cautelares para niños y adolescentes guajiros en riesgo por no tener alimentos y agua de calidad, pero la corrupción en la gobernación de La Guajira, ha impedido un control presupuestal en la administración y en los programas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, saqueados por una intrincada red de contratistas, vinculados a Cambio Radical.

El Estado gira, se adjudican los contratos y no hay consulta previa, es una de las observaciones de los guajiros.

La desnutrición infantil sale de los límites guajiros, según la UNICEF uno de cada diez niños en Colombia sufre las consecuencias de la mala alimentación.

El mapa de la desnutrición infantil lo integran Guajira, Chocó, Córdoba, Meta y Nariño, que concentran la mortalidad de niños en Colombia.

El modelo integral de alimentos, agua y atención médica de que tanto se ha hablado para La Guajira, luce cada día más lejos en medio de tanta corrupción creada por el Estado colombiano.

Se trata de una crisis humanitaria encabezada por el departamento de La Guajira, que los medios encubren o evitan llamar por su nombre.