La Guajira
Typography

Un bebé de 7 meses de nacido murió por heridas de bala, en  un ataque de paramilitares contra sus padres, una pareja de ex combatientes de las FARC EP, desmovilizados y activistas de un espacio territorial de reincorporación en La Guajira.



Los hechos, que han producido una enérgica reacción de indignación en la Región Caribe, sucedieron el pasado 13 de abril, sábado, en el corregimiento de Montejar, municipio de Maicao, cuando Carlos Enrique González y Sandra Pushiana, padres del niño Samuel David, decidieron llevar al recién nacido a casa de su abuela paterna, para que lo conociera.
En la madrugada del 13 de abril un grupo de paramilitares irrumpió en un automotor, y con armas de largo alcance, desataron contra la vivienda donde la pareja dormía un feroz ataque a bala, en el cual Carlos Enrique González y su hijo fueron heridos.

El recién nacido murió desangrado, pues no se contó con un vehículo para salir del lugar, además de que el terror y el miedo se apoderó del vecindario y creó una gran confusión.

Los asesinos dispararon por más de diez minutos, Carlos Enrique González también fue alcanzado por las balas pero se encuentra en proceso de recuperación, su mujer Sandra logró cubrirse. Esta pareja esta desmovilizada de las FARC, acogida al Acuerdo de PAZ con el Estado, ambos pertenecen al Espacio Territorial de Reincorporación "Simón Trinidad" en Pondores, Guajira, donde el nacimiento del niño fue todo un motivo de alegría y esperanza para el colectivo.
Carlos Enrique es el responsable del funcionamiento del acueducto del ETCR y Sandra se encuentra asignada al proyecto de producción agrícola.

Un comunicado del Partido FARC desde Pondores , Guajira, denuncia ante el país este nuevo acto del paramilitarismo impune y exige la investigación,  la captura y que se revele la identidad de quienes cegaron la vida de un bebé de 7 meses de nacido, que fue acogido como un mensaje de paz.