Norte de Santander
Tipografía

La Asociación Campesina del Catatumbo, ASCAMCAT, rechaza el asesinato del líder social Héctor Santiago Anteliz, ocurrido el 23 de junio en el corregimiento Jurisdicciones de Teorama, Norte de Santander. Durante su vida se desempeñó como líder comunitario en el municipio, realizando labores concretas en la defensa de los derechos humanos y el respeto por el Derecho Internacional Humanitario que se han visto gravemente afectados en la región del Catatumbo.



Actualmente el líder hacía parte de ASCAMCAT, como responsable de coordinar el Comité Veredal en San José. También se desempeñaba como presidente de la Junta de Acción Comunal. Se destacó por ser un hombre muy activo dentro de la vida comunitaria, donde participaba de las reuniones y manifestaciones públicas que se desarrollaban en beneficio de la protección de los derechos de la comunidad campesina. También era padre de familia de dos hijos y convivía con su esposa. Todo su núcleo familiar también pertenece a ASCAMCAT.

El día 22 de junio a las 6:00pm llegaron a su finca cuatro hombres armados de un grupo no identificado, manifestando que debía “acompañarlos” porque “el comandante necesitaba hablar con él”, los familiares ante la situación les piden que no le vayan hacer nada malo que afecte la vida e integridad del padre.

El 23 de junio sobre las 6:00 am el cuerpo fue hallado sobre la carretera por algunos campesinos de la zona que transitaban por el lugar. Media hora después, los hijos de Héctor Santiago se encontraron con el cuerpo, tomándolos por sorpresa, y de forma inmediata lo trasladaron en la moto, dirigiéndolo hacia la finca de su propiedad.

Estos hechos han dejado consternada a la comunidad, pues se debe de tener en cuenta que con la muerte del señor Héctor Santiago, son siete los miembros la Asociación Campesina del Catatumbo que han sido asesinados en los últimos años.

Hacemos un llamado enérgico a los grupos armados que hacen presencia en la región, a no involucrar al campesinado y al pueblo catatumbero en general, como principio de respeto a la vida e integridad de la población civil. Que se respete el derecho a la vida, pues se debe de tener en cuenta que en los momentos actuales Colombia se encuentra en la búsqueda de la consolidación de la Paz Estable y Duradera ante el histórico rigor de la guerra.

Foto: ASCAMCAT

Asociación Campesina del Catatumbo - Ascamcat