Norte de Santander
Typography

Las comunidades de este municipio denuncian invasiones violentas y abusivas por parte del Ejército Nacional a las veredas de los campesinos pobladores y trabajadores.



La comunidad denuncia que, por órdenes del coronel Castañeda, tropas del Ejército Nacional adscritos a la FUDRA No.3, invaden violentamente los terrenos privados de los campesinos, colocando sus campamentos dentro de ellos e instalando trincheras que construyen deforestando el terreno. Denuncian que ya hay varias familias que se han visto en la obligación de desplazarse forzosamente, debido a que soldados de la FUDRA No. 3 les comentan: “Es mejor que se vayan de acá, nosotros no los vamos a proteger”. Esta situación se viene presentando desde diciembre del 2018 y se agrava con la restricción total de movilidad por las rutas de acceso a las fincas de los campesinos después de las seis - 6 - de la tarde, lo que establece un toque de queda ilegal sin ningún tipo de justificación expresa.

Denuncian que miembros de la Fudra No. 3 usando sólo el camuflado del pantalón y una camisa negra, atacaron a dos jóvenes a quienes, según la comunidad, “amordazaron, amarraron con cabulla los brazos y las piernas, los arrastraron contra el suelo, les disparaban a los pies, los golpeaban fuertemente en el rostro y en sus cuerpos, destruyendo su ropa y hasta robando el dinero que dentro del hogar se encontraba. Les pusieron un arma en las manos para que salieran corriendo y así poder matarlos con una justificación”. Además, denuncian la captura ilegal de tres miembros de la comunidad, quienes, según informan los soldados, se encontraban preparando cilindros bomba. La comunidad rechaza estas acusaciones y afirma que a esos muchachos los obligaron, a partir de amenazas contra su vida, a aceptar su participación en el supuesto ataque. Hasta la fecha estos miembros de la comunidad siguen capturados y aún no se ha adelantado una investigación formal que comprueben la manipulación de los artefactos explosivos.

Como consecuencia de las capturas y la contaminación de las fuentes de agua, la comunidad ha buscado dialogar con miembros del Ejército, pero, como respuesta, han sido atacados con armas de fuego, por lo que hay una mujer herida y se les han tomado fotografías y solicitadas cédulas a quienes interactuaron con ellos señalándoles, posteriormente, de ser guerrilleros.

Se confirmó la denuncia pública hecha por tres líderes sociales, quienes siendo las 7:00 p.m. del día sábado 20 de abril del 2019 fueron atacados con disparos de fusil mientras pasaban cerca de un puesto militar cuando se dirigían hacia el casco urbano del municipio de San Calixto. Los líderes sociales se identificaron como civiles, pero la respuesta desde el puesto militar fue disparar nuevamente. Este hecho los obligó a regresar y quedarse en una finca del sector. Al día siguiente 21 de abril del 2019 un cabo del puesto militar les informa que esa zona estaba bajo restricción de paso desde las 6 de la tarde. Esta denuncia formal ya está en manos de la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría Provincial de Ocaña y en la Policía Nacional.

Prensa Rural