Putumayo
Tipografía

Arbey Vargas Anacona narra el horror que vivió al ver como la avalancha se llevaba su casa.



Para este hombre el momento más angustioso de su vida fue cuando tuvo que correr con su esposa y con su hijo para salvarles la vida.

Aferrado a su hijo, así fue como pasó toda la madrugada del sábado primero de abril. Elevando plegarias para que la avalancha no lo arrastrara a él y a su hijo. Estas marcas en su cuerpo dan fe de como lucho contra la corriente y contra las piedras que por poco lo arrastran río abajo.

Este hombre perdió todas sus pertenencias.

Hoy Arbey Vargas Anacona deambula por las calles de Mocoa, sin nada más que la ropa que lleva puesta, desesperado al ver a su familia pasando necesidades, pero con la convicción de que aunque debe de empezar de nuevo, tendrá que aferrarse a la vida y a su familia para salir adelante.

Vea la nota completa en este video

Pazífico Noticias