Santander
Tipografía

En el auditorio de la Unión Sindical Obrera en Barrancabermeja, en la mañana de hoy se dio una rueda de prensa con los más importantes medios informativos del puerto petrolero, el departamento y algunos nacionales, en la que David Ravelo Crespo, destacado defensor de DD.HH. de la región del Magdaleno Medio y de Santander, fundador de Credhos, personalidad democrática de Barrancabermeja, varias veces concejal por la UP y miembro del Comité Central del Partido Comunista Colombiano informó a los comunicadores sociales y a los ciudadanos sobre la libertad finalmente obtenida el pasado martes 20 de junio.



Con soportes documentarios Ravelo demostró cómo desde 1993, cuando fue inicial e injustamente detenido por poco más de dos años, cuando se desempeñaba como funcionario al servicio de la Alcaldía de Barrancabermeja, se ha fraguado en su contra todo un falso positivo judicial, ante la imposibilidad de asesinarlo –lo que se ha intentado en varias ocasiones− y como retaliación por su incansable denuncia del accionar paramilitar en toda la región y sus vínculos con los sectores poderosos del país y la zona. Dio a conocer el reciente fallo del Consejo de Estado mediante el cual se condenó a la Nación y a la Fiscalía por la injusta y arbitraria detención de esa época.

Ravelo explicó cómo tras salir de la cárcel de su primera arbitraria detención y por su continuada brega en la denuncia, como prolongación de la primera privación de la libertad, se hizo un montaje judicial, encabezado por un fiscal, criminal ex policía condenado por desaparición forzada, y cómo se urdió en complicidad con reconocidos asesinos paramilitares un proceso que finalmente lo llevó de nuevo a la cárcel, en la que estuvo recluido por casi siete años, siendo condenado en contraevidencia de pruebas.

Explicó que el montaje que se fraguó por alias ‘Julián Bolívar’, puesto en escena por el confeso criminal, genocida y violador alias ‘Panadero’ se sustentó en fotografías en que a una persona diferente se le acusaba de ser David Ravelo. Cómo el reconocido dirigente Horacio Serpa Uribe desmintió que tal persona fuera Ravelo, siendo en realidad un periodista de Vanguardia Liberal en la ciudad; y cómo esa fotografía, que fue adquirida a los paramilitares, fue agregada como “prueba” al expediente por parte de un hermano del difunto David Núñez Cala, un dirigente liberal de Barrancabermeja, por cuyo asesinato fue condenado Ravelo, entre otros.

David Ravelo reclamó que la familia del difunto –que está en todo y legítimo derecho de que se esclarezca y castigue el crimen y se dé la reparación completa− debe continuar la brega para el conocimiento de la verdad, pero no siendo simple caja de resonancia del paramilitarismo y menos aun intentando  llevar a condenas penales de inocentes.

Ravelo indicó que decidió acogerse a la Justicia Especial para la Paz –JEP− porque él fue condenado injustamente por un hecho en que no tuvo culpa alguna, y que por darse los presupuestos del derecho de la revisión de sentencias, tras haber permanecido más de cinco años en la cárcel, es una prerrogativa para que en la JEP su caso sea revisado y revocada la sentencia y se condene nuevamente al Estado por la injustificada y contrahecha sentencia; y a ello a pesar de que el caso es ya de conocimiento de la Comisión Interamericana de DD.HH. de la OEA.

Ravelo, como era de esperarse, ratificó su indeclinable compromiso por ayudar en la consolidación del gran movimiento social por la defensa de la modernización de la refinería de Ecopetrol en Barrancabermeja, por la recuperación y fortalecimiento de Ferticol, empresa de fertilizantes indispensable para el punto de desarrollo rural pactado en los Acuerdos de La Habana, en la consolidación de un gran frente por la defensa de la implementación de los Acuerdos y por la modernización y democratización de toda la región.

A Ravelo en la rueda de prensa, además de los comunicadores sociales, lo acompañaron su familia, las organizaciones sindicales y sociales, movimientos políticos alternativos y ciudadanos del común que conocen de su trayectoria, transparencia, civilidad y respeto a la diferencia, que ha sido su principal característica a lo largo de más de cuarenta años de lucha ligado al pueblo de Barrancabermeja.