Santander
Tipografía

El PCC en Santander saluda de forma entusiasta a toda la población del departamento, en especial a los trabajadores y sectores pobres y marginados, augurando para todos un Nuevo Año pleno de realizaciones y logros, en especial para alcanzar la completa solución al conflicto armado interno con los acuerdos con el ELN y el EPL y el sometimiento de las estructuras armadas paramilitares ligadas al narcotráfico, que de alcanzarse permitirá un nuevo ambiente con posibilidad de destinación de mayores recursos para la inversión social.



El 2017 vio el importante alcance de la terminación de la confrontación armada de las FARC-EP contra el Estado, con la completa dejación de las armas y la reincorporación de sus miembros a la vida civil, pero sin el cumplimiento cabal de las obligaciones del Gobierno en representación del Estado, con la sola limitada participación electoral que garantice cinco cupos en Cámara y Senado, pero sin permitir las curules en Cámara por circunscripciones especiales para víctimas. Sin la implementación de los demás puntos del Acuerdo, en primer término la reforma rural integral. Sin planes efectivos y medibles para la reincorporación a la vida civil con garantías; y especialmente sin la efectiva salvaguarda de la vida y la integridad de los excombatientes y de la población civil de las zonas de antigua influencia guerrillera, lo que ya ha ocasionado el asesinato de más de un centenar de líderes sociales (todos ellos vinculados a procesos y proyectos alternativos políticos y sociales). En una palabra: el único cumplimiento cabal del Acuerdo ha sido la dejación de las armas y el desmonte de la estructura militar guerrillera.

Este año fue de grandes golpes para el movimiento popular. Junto a la no implementación irrestricta del Acuerdo, de la persecución y asesinato de multitud de dirigentes sociales, el Estado impuso una regresiva reforma tributaria que llevó a la ruina a miles de compatriotas, envileció el ingreso e imposibilitó la adquisición de bienes indispensables para el vivir. Favoreció al gran capital, en especial al transnacional; benefició la explotación de los recursos naturales por parte del capital extranjero, afectando gravemente al ambiente; imposibilitó, por la negativa de recursos, eventos democráticos como varias consultas populares contra megaproyectos extractivistas. Intensificó la arremetida contra múltiples formas de autoempleo, en especial la informalidad; aplicó contra ellos y contra expresiones ciudadanas de protesta el llamado Código de Policía, que se convirtió en otro estatuto tributario más. Llevó al cierre a decenas de empresas en todo el país, aumentando el desempleo; causó la ruina de miles de productores agropecuarios por la desaforada política de importación de productos de procedencia agraria y de primera necesidad y por el favorecimiento de contrabando a gran escala del gran capital. Frustró las esperanzas de millones de pensionados de recibir un tratamiento igual en los aportes para su salud; y se avizora para culminar un incremento miserable y risible del salario mínimo.

No obstante el año que se avecina se vislumbra como de grandes luchas y movilizaciones por la defensa de los esenciales derechos ciudadanos. Se hará necesario un gran movimiento nacional y social por la recuperación del ingreso, por la defensa de la producción nacional y el empleo, por la defensa del ambiente y del patrimonio público, y en tal sentido la preparación y materialización de un gran paro cívico nacional, antecedido de movilizaciones de protesta, como las que se desencadenarán por la preservación del Páramo de Santurbán y el agua deben ser tareas de primera orden, aun dentro del desarrollo de las jornadas electorales para renovar Congreso de la República y Presidencia.

El PCC y la UP se han comprometido de forma plena y total en respaldar la lista para la Cámara de Representantes por Santander, que permitirá un cupo en el órgano legislativo para el partido FARC (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común), en lista cerrada que encabeza el excomandante guerrillero ‘Jairo Quintero’ (Jairo R. Cala Suárez), en la elección de nuestra compañera Aída Avella al Senado de la República en la Lista de la Decencia y en la campaña para alcanzar una candidatura popular, democrática y alternativa para la Presidencia, con la consulta que se desarrollará en marzo.

PCC Comité Regional de Santander
(Bucaramanga, diciembre 30 de 2017)