Santander
Tipografía

Ayer 23 de mayo en horas de la tarde, después de sufrir una penosa enfermedad falleció en Barrancabermeja el camarada Lino Bohórquez Afanador, dirigente sindical de los trabajadores palmeros de Puerto Wilches, dirigente cívico de la misma localidad, ex  concejal en varias ocasiones y ex alcalde del Puerto por la Unión Patriótica y el Partido Comunista Colombiano entre 1992 y 1994.



Lino Bohórquez, nacido el 3 de mayo de 1949 en Puerto Wilches −a la sazón un pequeño caserío abandonado− se vinculó como obrero recolector de frutos en las nacientes plantaciones de palma aceitera y como cofundador de las organizaciones sindicales de trabajadores en lucha por sus reivindicaciones, conculcadas por la patronal. Destacó desde esas lejanas épocas como dirigente de la martirizada Unión Nacional de Oposición –UNO−, siendo luego concejal por el Frente Democrático, que la reemplazó, y como cuadro político del Partido Comunista y de la UP, siendo elegido, aún en condición de obrero palmero, como concejal por la UP en varias ocasiones en los años 80.

La exigencia de sus compañeros de labores lo llevó a abandonar la actividad como asalariado, para aspirar y ser elegido como Alcalde del municipio entre 1992 y 1994, destacando por su compromiso con toda la comunidad, con el desarrollo del municipio, con el mejoramiento de los servicios públicos y sociales, con el desarrollo de obras para frenar el eterno embate del caudaloso Río Magdalena; su gobierno fue el de la verdadera participación comunitaria y social, desarrollando todos los sábados amplias, participativas y decisorias reuniones con el campesinado y los pobladores de los distintos corregimientos y del casco urbano para definir políticas públicas, hallándose sin embargo con la desidia y la falta de apoyo del Gobierno nacional que –por ser de la oposición democrática y alternativa− frenó importantes aspiraciones de las comunidades como el mejoramiento de las viviendas rurales, la ampliación de servicios a los corregimientos y otros sentidos anhelos, y lo más grave, la desidia para que en el municipio, con apoyo de Ecopetrol, se pudiese montar la planta refinadora de aceite de palma, justamente en momentos en que el país se inundaba de ese producto importado a mitad de precio de Malasia y otros sitios.

Lino no se enriqueció con el ejercicio de su cargo, y murió en la absoluta pobreza, reclamando el reconocimiento de su pensión de vejez, que le fue negada hasta el último día. Fue una de las víctimas de la violencia que ha azotado al país, con la desaparición de su hija, con el acoso constante del paramilitarismo en la región (que lo obligó a abandonar de forma recurrente su tierra natal), con la intentona de varios atentados, de los que se salvó por el profundo cariño y protección que siempre le ofrecieron los trabajadores y el pueblo wilchense.

Destacó en los últimos tiempos, pese a su enfermedad, en la actividad política alternativa, siendo uno de los animadores principales de la campaña de la Lista Decente y en la campaña presidencial de la Colombia Humana con Gustavo Petro, y hasta su último aliento en la militancia comunista.

El sepelio se llevará a cabo en su Puerto Wilches natal y de sus amores, y el Partido Comunista inclina respetuoso y fraternal su bandera ante su tumba, y expresa el más sentido saludo de condolencias a sus familiares, compañeros y amigos y su natal municipio, que pierde uno de los más abnegados y honestos de sus hijos.

Partido Comunista Colombiano
Comité Regional de Santander

Bucaramanga, mayo 23 de 2018.