La reunión plenaria del comité zonal metropolitano de Bucaramanga del Partido Comunista Colombiano, realizada el 21 de octubre analizó con detenimiento los últimos sucesos que marcan un signo trágico en el desarrollo del Acuerdo de La Habana, y que demuestra la falta de voluntad y compromiso político del Estado y el Gobierno colombiano para la implementación, y muestra palmaria de la falta de garantías, incluso con miras a las elecciones del 2018, con la intención de preservar las caducas formas de hacer política.

Leer más...

En la tarde de hoy, aproximadamente 150.000 santandereanos, especialmente del área metropolitana, marchamos para darle un bofetón a la empresa de capital árabe Minesa y a sus serviles vasallos colombianos; a algunos –no muchos− gobernantes enmermelados, “líderes” cívicos y comunales, igualmente comprados; y a algunos opinadores y consultores, entre ellos algunos ex vinculados con causas populares.

Leer más...

No es por joder a los pregoneros de la monserga (consultores, relacionistas, publicistas con jugosos salarios o estipendios), ni a los “líderes sociales” –que reciben las boronas de la opípara mesa del rico Epulón, fábula que se refiere también a un potentado del Medio Oriente− sino un simple análisis de conceptos –y realidades− de los componentes de la minería en Colombia, la existente y la expectante.

Leer más...

Los vagabundos de la transnacional Minesa (que aparenta ser Minería de Santander), pero que es de origen árabe, presentaron un “derecho de petición”, contenido en seis hojas con treinta y una preguntas, al Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, cuestionando que la empresa, que finalmente nos representa a todos los bumangueses y a los habitantes del área metropolitana, esté comprometida con la gran marcha por la defensa del agua y el Páramo de Santurbán, a realizarse el viernes 6 de octubre, y difunda las invitaciones y haya puesto en su página algunos documentos que demuestran cómo es una falacia el cuento de la “minería bien hecha”, y sí por el contrario la afectación que sufriría no solo el páramo, del que nacen las fuentes hídricas que permiten el consumo humano para buena parte de Santander, Norte de Santander, Arauca y parte de Venezuela.

Leer más...

Más artículos...