Los vagabundos de la transnacional Minesa (que aparenta ser Minería de Santander), pero que es de origen árabe, presentaron un “derecho de petición”, contenido en seis hojas con treinta y una preguntas, al Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, cuestionando que la empresa, que finalmente nos representa a todos los bumangueses y a los habitantes del área metropolitana, esté comprometida con la gran marcha por la defensa del agua y el Páramo de Santurbán, a realizarse el viernes 6 de octubre, y difunda las invitaciones y haya puesto en su página algunos documentos que demuestran cómo es una falacia el cuento de la “minería bien hecha”, y sí por el contrario la afectación que sufriría no solo el páramo, del que nacen las fuentes hídricas que permiten el consumo humano para buena parte de Santander, Norte de Santander, Arauca y parte de Venezuela.

Leer más...

Con la asistencia de delegaciones de Norte de Santander, Magdalena Medio, Arauca y Santander se realizó en Bucaramanga el pasado sábado 16 de septiembre el Primer Encuentro Popular del Nororiente, en que se balanceó la situación de toda la región, la afinidad de la problemática, y la necesidad de adelantar acciones conjuntas que desemboquen en un paro cívico nacional, que debe tener una descollante participación de toda la región.

Leer más...

No tenía ninguna intención de entrar en la liza de un debate, pero al ver profusamente publicada en varios feisbus, en guachap y en el portal de Anncol (y hoy comentado en las Dos Orillas) la renuncia del camarada Sergio de Zubiría Samper al CC del PCC −tengo entendido que mediante una carta que se entregó a la mano a cada uno de los otros integrantes del mismo comité en su primer pleno tras el XXII Congreso− creo necesario que, por la irrevocabilidad de la renuncia, se entre a reflexionar sobre la seriedad de algunas acusaciones, sobre la ingravidez de otras, y sobre correctivos a tomar.

Leer más...

El imperialismo de los Estados Unidos, que no tiene “amigos” sino solo intereses: interés por el saqueo y la apropiación de los recursos de todos los países, e interés en el negocio que deriva de ello para sus corporaciones transnacionales, verdadero soporte del régimen y de su gobierno, desde los inicios del siglo XX, ha amenazado a la República Bolivariana de Venezuela al indicar, de manera sibilina, como siempre lo han hecho antes de toda agresión, que “no descartan la acción militar”, es decir el garrote de invasión al hermano país para reimponer a la oligarquía vendepatria, desbaratar conquistas sociales y volver a apropiarse de los enormes recursos petroleros y mineros, que tienen a Venezuela como el país más promisorio en riquezas naturales.

Leer más...

Más artículos...