Tolima
Typography

“La prepotencia del presidente de la república, Iván Duque Márquez, le impide conversar y concertar con el pueblo movilizado en la calles”, dijo el dirigente popular de la salud en el departamento de Tolima, Roberto Bedoya Arenas.



El líder popular calificó el Paro Nacional de histórico y positivo por cuanto este obedece a necesidades insatisfechas y sentidas de la comunidad secularmente por los distintos gobiernos que ha tenido Colombia hasta ahora.

Demandó la renuncia inmediata del ministro de hacienda, Carrasquilla y el Superintendente Fabio Aristizábal.

Las declaraciones fueron concedidas a la página web: www.pacocol.org:  

-         ¿Cómo analiza usted el Paro Nacional que se viene desarrollando en Colombia?

Veo el paro muy positivo, porque la situación de Colombia está muy compleja porque tenemos carencia de todo, carencia de salud, carencia de empleo, carencia de vivienda. Todo lo social está en decadencia. Hoy queremos hablar de paz y qué bueno que haya en Colombia. Veo con buenos ojos que haya habido acuerdo para acabar con este conflicto. Pero, la paz tiene que estar acompañada de salud, fortalecer el campo, la vivienda, el empleo, los servicios públicos y la educación. De eso estamos adoleciendo.

Los gobiernos autoritarios que siempre hemos tenido y prepotentes que legislan detrás de un escritorio. Firmó el gobierno un TLC a espalda del campesinado; las vías terciarias están vueltas nada, el campo está abandonado y nos están matando desde que nació esa “famosa” “Revolución Verde”.

Nos vendieron la idea que eso iba a ser la panacea y eso ha venido acabando con la fertilidad de las tierras, ha venido acabando con el campesinado. El campesino viene viviendo en una casucha miserable.

Hablar de paz entonces, significa reactivar el campo y el campesino, facilitando préstamos para que los jóvenes campesinos produzcan y no se vean precisados a dejar el campo porque no hay estímulos por parte del gobierno nacional. ¿Cómo vamos a fortalecer el campo así?

También fortalecemos el campo llevando educación, así sea la secundaria. Hay que evitar que el campesino se tenga que venir a la ciudad a estudiar y ya no quiera volver al campo.

Es el llamado que se le hace al señor gobierno. El señor gobierno se está gastando una cantidad de plata en la “famosa” economía naranja, haciéndonos creer que es la panacea y que con eso vamos a salir del caos que tiene este país. Eso es una gran mentira.

Tengo la certeza que el señor presidente Iván Duque Márquez, es de nacimiento colombiano, pero estudió y se formó en otro país. Ahora nos viene a traer una cultura foránea, de otro país que no encaja con la nuestra, porque ese país donde estudió es desarrollado, boyante económicamente y Colombia es un país subdesarrollado con todo tipo de carencias.

El paro, entonces, es una respuesta contundente a esa política gubernamental que bien se puede calificar de infame y criminal.

-          ¿Usted cómo dimensiona el Paro Nacional que se viene desarrollando en Colombia?

Es un paro histórico. Es el descontento popular. Si hacemos un examen retrospectivo de nuestra historia, qué pasó con el Paro del Cauca. Dijo el presidente que no iba hasta tanto no se levantara el Paro. Qué está pasando ahorita: La prepotencia del Señor Presidente, le impide sentarse a conversar con los huelguistas a discutir salidas para todos y para todas. ¿Por qué tiene que el pueblo salir a las calles a recibir golpes y gases lacrimógenos?

Si nosotros no salimos, no gritamos, el gobierno no nos escucha. Si bien es cierto nosotros vivimos en un país pobre, nos mantiene lleno de impuestos, sin salud, sin vivienda, sin educación. La gente se ve precisada a expresar su inconformismo, saliendo a la calle o no votando. Mire – por ejemplo – la abstención hasta dónde llega.

Otra cosa buena para resaltar: La necesidad que tiene el pueblo de cambiar la forma de hacer política. Mientras se siga haciendo pensando con el estómago y el bolsillo, le seguiremos entregando el país a gente que no conoce el país, a enemigos del país, que solo buscan el usufructo en favor propio en detrimento de los demás.

-         ¿Cuál es el mapa que hace usted de la salud en Colombia?

Hoy tenemos que hacerle un llamado a las instituciones del Estado y es que la salud no es solamente de las EPS, la salud es un problema nacional, donde tienen que ver tanto el Ministerio como la Superintendencia, las secretarías de salud, las EPS, IPS y comunidad.

El presidente de la república ha venido sosteniendo al doctor Carrasquilla en Hacienda y al Doctor Fabio Aristizábal en la Superintendencia, personas que le vienen haciendo mal a la salud en Colombia. Hay que pedirles la renuncia a estos funcionarios.