Tolima
Typography

Consternación produjo en la sociedad ibaguereña la sorpresiva muerte del conocido periodista Edison Arango. Diversas personalidades con asiento en esta capital de departamento, han expresado la solidaridad con los familiares y allegados del periodista, quien encontró la muerte al parecer por las picaduras de las abejas africanizadas.



El hecho ocurrió el pasado 4 de enero, en el cerro La Picota, jurisdicción del municipio de Alvarado (Tolima), cuando el comunicador visitaba el agreste lugar en compañía de Jesús Tiberio Giraldo, ex secretario de tránsito de Ibagué. Según versión del citado ex funcionario, fueron atacados de improviso por el enjambre de abejas, llevando la peor parte el citado comunicador social, quien fue rescatado y llevado a una clínica de Ibagué, pero los esfuerzos de los facultativos resultaron inútiles, falleciendo el domingo por la noche.

El funeral se llevó a cabo en la ciudad de Ibagué (Tolima), el 7 de enero y su inhumación en el cementerio San Bonifacio. Edison era un comunicador crítico y analítico, no tragaba entero. Luchador incansable. En alguna oportunidad soñó con ser alcalde de su pueblo natal: Alvarado.

Era el director de la revista: “Enfoque Pijao” y del programa de televisión: “El Tolima y sus protagonistas de Ángeles Tv”. Fue miembro de la Asociación de Periodistas del Tolima (ASOPRENSA).  

También dirigió durante algunos años una asociación en su municipio que lo vio nacer, cuya finalidad era fomentar el desarrollo turístico de dicha comarca. Adicionalmente, fue entrenador de boxeo.

En fin, Edison Arango, era una persona polifacética, inquieta, trabajadora, emprendedora y honrada. Era crítica de la clase dirigente tradicional y admirador de las propuestas de Gustavo Petro Urrego. Como se suele decir popularmente: “No tenía pelos en la lengua para cantar verdades y hacer ciertas denuncias”.

La página web: www.pacocol.org expresa a su esposa, hijos y demás allegados, la más sincera y sentida nota de condolencia por el sorpresivo fallecimiento del amigo y colega periodista Edison Arango. Paz en su tumba.