Tolima
Typography

El ex presidente de la Federación Colombiana de Educadores, Carlos Enrique Rivas Segura, fue víctima de un atentado en el municipio de Guamo (Tolima), saliendo ileso afortunadamente. Los hechos tuvieron ocurrencia el 8 de febrero hacia las 7:30 de la noche, cuando el dirigente sindical abandonaba una finca de esta municipalidad. Tiros, al parecer de pistola, según la policía, intentaron quitarle la vida.



De esta manera, se acentúa el terrorismo de Estado contra los dirigentes sindicales, populares y sociales en Colombia bajo la dictadura del sub presidente Iván Duque Márquez y la burguesía colombiana. El militarismo disfrazado de paramilitarismo sigue sembrando el terror en toda la nación.

Rivas Segura, natural del departamento de Tolima, durante un largo período fue presidente del Sindicato de Maestros del Tolima (Simatol), desarrollando una labor meritoria en torno a la paz y la unidad de los docentes en esta sección del país. Desde un principio abrazó con decisión el proceso de diálogo entre las FARC – EP y el Estado, con la esperanza de descartar del devenir social en Colombia la guerra y aclimatar la paz, para volver a pescar de noche sin el miedo de ser asesinado, como bien lo dijo el ex presidente de derecha, Darío Echandía.

También fue secretario de asuntos educativos, pedagógicos y científicos, dirigiendo desde allí, El Centro de Estudios de Investigaciones Docentes (CEID), como también miembro del comité editorial de la Revista Educación y Cultura.

Carlos Enrique Rivas Segura, como todo el comité ejecutivo de Fecode, recientemente había sido amenazado por la supuestas “águilas negras”, amenaza que valientemente rechazó públicamente convocando a la comunidad educativa a cerrar filas de unidad y solidaridad. En esa oportunidad señaló: “Maestros y maestras de Colombia, a la sociedad y la comunidad educativa: Queremos decirles que hemos recibido unas amenazas por parte de las “águilas negras”, donde plantean que van a eliminar físicamente a los dirigentes sindicales de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), y hacen referencia a mí”.

Al rechazar públicamente esta amenaza de la extrema derecha que lidera el Centro Democrático con su capo Álvaro Uribe Vélez, el docente directivo señaló: “Quiero decirles que a la vida daremos todo, a la muerte no daremos nada, levantaremos siempre el puño en alto y la bandera para defender la democracia, para defender la paz, para defender la educación pública. Desde luego que nos da miedo. Pero, ese miedo nos llena de fortaleza, de alegría, de encanto, de saber que las luchas que damos, porque los niños de Colombia que no tienen el derecho a la educación, puedan ir a las aulas de clase, puedan ir a las escuelas, se les dé el derecho a la educación y al transporte y a una educación de calidad”.

Al recibir el nombramiento de presidente de Fecode, dijo que una de sus tareas fundamentales era trabajar por la unidad del magisterio. “Al ser elegido presidente de la Federación Colombiana de Educadores, una de las organizaciones más grandes de Colombia, una de mis tareas fundamentales es la lucha por la unidad en el seno del magisterio, prestar atención a los diversos matices, a las dificultades que hay en el magisterio, la lucha por la defensa de la educación pública, la lucha porque el proceso de salud que salga realmente a favor de los maestros y que se puedan resolver los problemas”.

Este dirigente consecuente con su gremio, su clase social, constructor de un modelo de gobierno distinto al neoliberalismo voraz, intentaron asesinarlo anoche en su departamento.

Fecode, fue la primera organización sindical en reaccionar para repudiar y condenar el intento de asesinar al dirigente sindical. De igual manera, se han conocido las más diversas reacciones en esa misma dirección de diferentes organismos sindicales, sociales y populares, exigiendo que los actores y autores sean desenmascarados y castigados ejemplarmente. No puede continuar reinando la impunidad y el terrorismo de Estado en Colombia. El Partido Comunista Colombiano, Local Ibagué, se solidariza una vez más con el dirigente sindical Carlos Enrique Rivas Segura. De igual manera, rechaza y condena el terrorismo colombiano, contra el sindicalismo y los luchadores sociales, populares y desmovilizados de las Farc – Ep.