Tolima
Typography

La Central Nacional de Vivienda (Cenaprov), organización que lleva más de 60 años luchando por vivienda para las masas populares en Colombia, se niega a aislarse de las masas; haciendo uso del desarrollo de las telecomunicaciones en la gran era mediática, mantiene la comunicación virtual constantemente con sus afiliados, con el fin de no parar la actividad completamente.



Si bien el impacto de la pandemia afecta la dinámica de la organización en un 80 por ciento, la perspectiva es continuar en la brega usando métodos novedosos que permitan mantener articulados la organización en su conjunto.

De alguna manera, la crisis es mirada por sus directivos como una posibilidad de fortalecer la esencia de la organización y su objeto. En ese sentido, los directivos conscientes del receso de la economía que se ve venir a corto, mediano y largo plazo, viene auscultando proyectos que hagan frente a esta realidad. Uno de ellos, tiene que ver con la economía solidaria. Crear mecanismos que estimulen la producción y la comercialización de los productos del pueblo. Además, continuar con su misión de construir viviendas en el país.

Esta organización hace presencia en 24 departamentos de Colombia. En el caso particular del Tolima, en siete municipios, en coordinación con las alcaldías municipales.

De todos estos temas, nos habló la lideresa, Magda Lorena Guzmán Ávila, vicepresidenta nacional de Cenaprov. Al conceder declaraciones a la página web: www.pacocol.org, se declaró optimista a pesar de las serias dificultades que se vienen sucediendo en Colombia por la pandemia y por la política monstruosa del modelo neoliberal que viene implementando el presidente Duque y su patota. La entrevista es la siguiente:  

-         Compañera, ¿Cómo viene manejando esta pandemia del Covid – 19 y la cuarentena en la capital de la república?

Estamos resguardados en la casa con la familia, pero con mucho trabajo, aprovechando la tecnología que nos ofrece la era mediática. Desde la casa la organización y la dirección de la junta nacional, seguimos en contacto con todos los regionales, a través de las  reuniones virtuales, la mejor comunicación resolviendo inconvenientes y proyectando acciones en favor de las comunidades.

-         ¿Qué actividades viene desarrollando Cenaprov en medio de la pandemia, compañera?

Como es bien sabido Cenaprov hace presencia en 24 departamentos del país; venimos desarrollando proyectos de vivienda urbana y rural de interés prioritario y social, pero también estamos desarrollando proyectos productivos y con mujeres en algunos departamentos, coordinando labores de tipo ambiental, conservando las zonas verdes y sembrando árboles.

-         ¿Cómo ha afectado esta pandemia del Coronavirus la dinámica de Cenaprov en Colombia?

Claro. El impacto es bastante negativo. Diría que nos ha afectado en algo así como el 80 por ciento, entre otras razones, porque nuestra actividad en grado sumo es un trabajo de campo. Es un trabajo que se hace directamente en las distintas regiones, en los distintos municipios, con la gente directamente. Además, estamos trabajando con muchas administraciones locales, entonces es un trabajo que en su mayoría es presencial. Estamos solamente a través de la comunicación virtual, quedando las reuniones presenciales en parada.  

-         Con todas esas limitaciones, Cenaprov sigue en comunicación con las regiones. ¿En qué condiciones?

Afortunadamente, la tecnología mediática, nos brinda una gran oportunidad de seguir en comunicación y en consecuencia en avanzar con el trabajo que eso es lo que viene sucediendo en medio de las reales dificultades. Estamos usando la aplicación “Zoom”; a través de ésta, hemos concretado reuniones virtuales con los regionales, con la junta nacional y algunas otras actividades como conceder licencias de urbanismo. También estamos explorando otros mecanismos de comunicación, como el correo, para ir avanzando en las tareas presupuestadas. Lo cierto es que hay una buena articulación y una ayuda mutua para continuar con lo propuesto por Cenaprov. Así estamos – por ejemplo – agilizando licencias para tan pronto pase esto, comenzar a hacer las obras.

-         La situación del pueblo colombiano es dramática y más con esta pandemia. ¿Tiene Cenaprov iniciativas para ayudar en parte a paliar esta grave situación socio económica del pueblo?

Esta es una gran preocupación que nosotros venimos discutiendo en el seno de Pro vivienda, considerando que el receso económico que se viene seguramente será muy fuerte durante el presente y los años venideros. La situación se hace más compleja si tenemos en cuenta que la mayoría de nuestros afiliados son personas humildes que viven del rebusque, donde la gran mayoría no tienen ingresos estables.

Estamos trabajando en esa dirección, pensando que debemos diversificar las formas de trabajar acercando más a las alcaldías municipales, haciendo énfasis en la necesidad de trabajar en unión para poder sacar adelante los proyectos, porque – insisto – el receso económico va a ser muy fuerte. Esa es una posibilidad que estamos estructurando para hacer viable la iniciativa y que las alcaldías entren a colaborar en estos proyectos de vivienda.

Pero también estamos mirando la forma de dinamizar los proyectos productivos, cómo creamos una red de economía solidaria, comenzando estimular la producción y comercialización de lo que nuestros afiliados producen a diario para su subsistencia. Unir por el interés de todos y todas a la pequeña y mediana empresa en la dinámica de fortalecer el intercambio sin ningún espíritu especulativo y oportunista. También estamos pensando en el campo y en los campesinos.

-         ¿Se está comenzando a desarrollar el proyecto de economía solidaria o ya hay proyectos en concreto?

Estamos estructurando la iniciativa. Ya tenemos algunas experiencias, como el caso que se viene presentando en Caldas, que tenemos un colectivo de mujeres que fabrican bolsos, hemos logrado que su producción sea puesta a nivel nacional. Hemos comercializado estos productos y así en algunas otras regiones.

Consideramos también que esta crisis tiene su lado positivo, nos ha llevado a repensar el momento y tomar medidas audaces, acercar las pequeñas y medianas empresas con dinámicas propias del momento para avanzar. Es enfrentar en unidad una nueva realidad que se nos ha presentado de la noche a la mañana.

-         ¿Qué dificultades se le han presentado a  Cenaprov en este contexto?

Cenaprov es una institución de 60 años, una historia invaluable en este país, es innegable su aporte a la transformación de este país en temas de vivienda, cuenta con excelente reconocimiento e imagen en toda la nación, porque donde hemos podido llegar, hemos desarrollado los proyectos planteados con bastante aceptación de los usuarios.

Además, nos interesa apoyar las iniciativas de las comunidades. El nivel de aceptación, yo diría que es del ciento por ciento. Es debido a eso que muchas administraciones municipales vienen apoyando, saben de la seriedad y el compromiso de Cenaprov. Ese compromiso nos ha permitido avanzar a nivel nacional.

-         En el Tolima hace presencia Cenaprov. ¿Cuál es la realidad actual de ésta?

El proyecto avanza allí y es muy positivo. Estamos en siete municipios, también trabajando con las administraciones, caso concreto del municipio de Casabianca, donde logramos hacer un acercamiento con la administración, acordando unos convenios, donde el municipio enajena el predio a Cenaprov y, aparte de eso, da los recursos para las obras de urbanismo. Eso es muy importante para nosotros y las familias favorecidas. Lo mismo ocurre en el municipio de Villahermosa. Allí, se va a construir 36 viviendas familiares con la administración. En Lérida, hay un proyecto de 203 lotes. Tenemos algunas dificultades con el predio, pero estamos en la lucha. Ya hay 60 personas afiliadas. En el Espinal, Rovira. En Ibagué, terminamos de escriturar las casas del barrio La Mansión, proyecto de 54 viviendas. Nos quedaron unos excedentes y se hicieron viviendas para nuestros asociados. También hemos tenido conversaciones con la gobernación, porque la gobernación nos va a ayudar con el proyecto de Villahermosa (Tolima).