Tolima
Typography

Incertidumbre reina entre los trabajadores de la salud del hospital San Francisco de la ciudad de Ibagué (Tolima), por la decisión del alcalde municipal, Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, de botar a la calle a cerca de un centenar de trabajadores a partir del 31 de marzo, dijo Cesar Rivera Lozano, presidente del sindicato de esta institución de primer nivel, Sintrasanfrancisco.



Según el líder sindical, la masacre laboral comenzó el 28 febrero con cartas anunciándoles que el contrato terminaría en este mes. Los trabajares orientados por este sindicato y Anthoc, no firmaron estas cartas, por lo que la administración estaría estudiando fórmulas para hacerles las respectivas notificaciones. Jaime Palma Rondón, por su parte señaló que cien personas de planta temporal estarían en la mira del burgomaestre Jaramillo Martínez. Serían notificados por correo certificado en las próximas horas.

De cumplirse la medida quedarían cesantes médicos generales, bacteriólogos, odontólogo, enfermeras y auxiliares de enfermería, agregó Jaime Palma Rondón, miembro de la comisión de reclamos de Sintrasanfrancisco.

“Nosotros como organización sindical – dijo Cesar Rivera Lozano – estamos muy preocupados por las órdenes que ha dado el señor alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, el cual es el presidente de la junta directiva del hospital San Francisco, donde su orden fue acabar con la planta temporal que consta de 99 trabajadores, los que van a despedir sin justa causa, solo por la terminación del contrato”.

Según su criterio, ¿Por qué el alcalde Jaramillo toma esta decisión? “En este momento la desconocemos ya que estos trabajadores han cumplido con todas sus funciones, no han tenido ningún proceso disciplinario, por lo que desconocemos cuáles han sido las circunstancias”.

Agregó: “Sabemos que viene el debate electoral de cámara y senado, no sabemos si se busque la posibilidad de utilizar estos cargos con fines políticos, electoreros. Realmente no sabemos qué piensa el señor alcalde”.

“Una justificación que está dando es porque el hospital está financieramente mal, pero realmente no es una justificación que nosotros aceptemos porque nosotros como organización sindical le hemos pasado una propuesta al señor alcalde que vemos con viabilidad la parte financiera, mejorando la contratación con las EPS todos los usuarios del régimen subsidiado”.

“Los trabajadores despedidos son 99, entre esos tenemos auxiliares de enfermería, médicos, auxiliares administrativos, los cuales han dado la vida y su profesionalismo en esta empresa que ha servido para dar un buen servicio a esta institución y a toda la comunidad ibaguereña”, subrayó.

Ante la arremetida violenta del alcalde contra los trabajadores de este centro asistencial, el dirigente sindical anunció una seria de actividades para hacer resistencia y socializar la problemática en la ciudad Ibagué. “Las organizaciones sindicales Sintrasanfrancisco y Anthoc, están unidas en la defensa de los derechos laborales de todos trabajadores y hemos empezado una serie de actividades. En el día de hoy (ayer), empezamos haciendo un plantón y ya tenemos programado otras actividades para que la comunidad ibaguereña se dé cuenta de la injusticia que hace el señor alcalde con estos trabajadores promoviendo cada día más el desempleo en Ibagué”.

Además de los plantones, las marchas y la protesta callejera, los sindicatos unidos acudirían a la norma jurídica para demostrar la arbitrariedad del médico Jaramillo Martínez en su empeño por acabar con este hospital público de tanta historia en esta sección del país, y abrirle así las posibilidades al parecer a la privatización, sueño que viene acariciando hace rato, según el sindicato.

Hoy, a partir de la una de la tarde, se realizará otro plantón, según se pudo establecer.
Gráfica pie de foto.- Cesar Rivera Lozano, presidente Sintrasanfrancisco. Foto Nelosi