Tolima
Tipografía

Históricamente la burguesía colombiana ha sido traicionera y criminal. Asesina por la espalda, a mansalva. Un ejemplo emblemático: El cruel asesinato del camarada Antonio Pérez Tolosa, en su propia residencia en Bogotá en 1980. Cayó abatido a los 59 años de edad en completo estado de indefensión.



Había nacido en 1921. Al comenzar la década de 1940, prestó servicio militar alcanzando el grado de Sargento Segundo. Se retiró de la vida militar entrando a trabajar como obrero a las petroleras de Santander. Se vinculó a la Concesión de la Shell en Yondó, desempeñándose como ebanista. A los pocos días se vinculó al Partido Comunista de Colombia, asumiendo el liderazgo sindical, participando activamente en la conformación y desarrollo de Sintrashell, sindicato fundado en 1944.

Para el 9 de abril de 1948, Antonio Pérez Tolosa era el presidente de este sindicato, durante este día y los diez siguientes de poder popular en el Magdalena Medio, jugó papel preponderante por su capacidad organizativa y también por su experiencia en las lides militares. Se convirtió en estratega militar  del poder popular en estas jornadas en Casabe y Barrancabermeja.

Apolinar Díaz Callejas, destacó su actividad  en los siguientes términos: “Por su capacidad organizativa y por su experiencia militar, pues había sido sargento del ejército, mostró especial disposición para las tareas militares en la emergencia que representó el poder popular creado en Barrancabermeja a raíz de la muerte de Gaitán. Fue prácticamente el jefe militar del poder popular. Por sus dotes especiales ejerció la dirección militar, habiendo quedado bajo su mando  el capitán Arenas, un oficial retirado del ejército que trabajaba en la Shell, ahí sí, como superior jerárquico de Pérez”.[i]

Luchó con tenacidad y abnegación, compartió con obreros y pobladores de la región hasta el 28 de abril, cuando la represión del Estado se hizo insoportable, no quedándole otra alternativa que incorporarse a las guerrillas liberales lideradas por Rafael Rangel Gómez. El oleaje criminal de la policía Chulavita y los Pájaros aumentó terriblemente en este departamento de Santander.

Pérez Tolosa recordaba aquellos tiempos aciagos, así: “La comisión del gobierno estuvo en Barranca tres días. Luego comenzó a llegar el ejército, tanto a Carmelitas como a la Shell y a Barranca, poco a poco. Ya estando Vesga Villamizar como alcalde, el ejército tomó la zona militarmente, y cuando todo estuvo en su poder destituyeron al alcalde. Las armas, naturalmente, se entregaron por inventario. Claro está que todo el mundo quedó triste, con el ánimo decaído. Todo después fue una profunda tristeza. De todas las empresas fueron despedidos los trabajadores y dirigentes sindicales que habíamos actuado en los días de abril en Barranca”. [ii] 

Contó también que los que no fueron despedidos fueron fusilados y otros desaparecidos. Barranca amaneció con muchos muertos en sus calles, los comandos gaitanistas fueron desapareciendo rápidamente por la cruda represión del Estado capitalista orientado por el conservador Mariano Ospina Pérez.

El camarada Antonio Pérez Tolosa, fue sometido a consejo verbal de guerra. Señala: “En el consejo de guerra me acusaron por el delito de piratería, robo de ganado y traición a la patria. Cuando estábamos ensayando los cañones, un conservador que estaba en la clínica al sentir los disparos, murió de infarto de puro susto. Esa muerte también me la achacaron a mí”. [iii]

Peleó fundamentalmente contra la policía Chulavita y los Pájaros, que eran los paramilitares conservadores. Durante el primer año de gobierno del dictador Gustavo Rojas Pinilla, 1953, en territorio del departamento de Santander, Antonio Pérez Tolosa, se acogió a la cacareada amnistía, yéndose a vivir a Bogotá, haciendo verdaderos malabarismos para subsistir. El 17 de julio de 1980, fue asesinado en su propia casa, crimen que reposa como tantos en Colombia en la impunidad.

Esta guerrilla liberal liderada por Rafael Rangel Gómez, se desmovilizó a partir del 3 de agosto de 1953, en Mata de Plátano, región del Opón, cerca de Barrancabermeja (Santander). Rangel fue posteriormente parlamentario y cuando se protocolizaba su ingreso al MRL lo sorprendió la muerte. Fue famosa la toma de esta guerrilla de San Vicente de Chucuri, el 27 de noviembre de 1949, con la presencia de cerca de 400 unidades, el  día de elecciones presidenciales saliendo elegido el monstruo Laureano Gómez.

El triste camino que recorrió el camarada Antonio Pérez Tolosa, recorrieron centenares de amnistiados. Una vez dejadas las armas fueron asesinadas a mansalva y en completo estado de indefensión. Guadalupe Salcedo, es otro ejemplo claro. Esta oligarquía es criminal, muy criminal, no hay que olvidarlo ahora y siempre.

[i] Renán Vega Cantor, Luz Ángela Núñez Espinel y Alexander Pereira Fernández. Petróleo y protesta obrera, la USO y los trabajadores petroleros en Colombia. 2 En tiempos de Ecopetrol. Página consultada 183.

[ii] Ibíd. Página consultada184.

[iii] Ibíd. Página consultada 184.