Tolima
Tipografía

Camina el XXII Congreso del Partido Comunista Colombiano. La expectativa al  interior de esta  corriente política es grande. Incluso,  al interior de las izquierdas y el pueblo colombiano.



Para conocer sus puntos de vista sobre este suceso la página web: www.pacocol.org conversó con el veterano dirigente comunista Raúl Rojas González, ex diputado por la Unión Patriótica y durante largos períodos secretario general del Partido Comunista en el Tolima. A pesar de su avanzada edad y quebrantos de salud, el camarada Rojas González se mantiene al tanto de los acontecimientos. “Hay que ser Comunista hasta la muerte “, señala sin ambages.

Considera que este congreso como los anteriores, será importante con la particularidad que este se desarrolla en el marco de un proceso de paz y el advenimiento de un movimiento o partido político por parte de las Farc-Ep, al cual hay que colocarle toda la atención para que se desarrolle con un profundo espíritu unitario.

Ratifica sin vacilaciones la vigencia del Partido Comunista, señalando que: “El Partido Comunista en el siglo XXI tiene que estar ligado a las ideas de Marx, a las ideas de Lenin y ligado a las experiencias desarrolladas por los obreros, los campesinos y los indígenas.

También reivindica vehemente la vigencia de los principios leninistas de organización. “Prescindir de ellos – dice – es abrirle espacio o a la socialdemocracia o al liberalismo clásico”. Subraya: “Hay que fortalecerlos con la educación y la concientización que da la práctica diaria”.

Espera de la nueva dirección tino y honestidad para cumplir los requerimientos o tareas que arrojará seguramente este magno congreso.

La entrevista es la siguiente:  


-         Estamos aportas del XXII Congreso del Partido Comunista Colombiano. ¿Qué expectativas tiene usted sobre el particular?

Me parece que al llegar al XXII congreso del Partido Comunista, tenemos que tener en cuenta que tenemos un acumulado de experiencia en el trabajo de masas, enfrentando una violencia de más de 53 años, donde todos conocimos que obligadamente había que trabajar en la combinación de todas las formas de lucha, y eso hace que precisamente hoy, el Partido va a evaluar el desarrollo y la culminación de todo un proceso de la lucha por la paz y este proceso de la lucha por la paz, ha generado una negociación política que se convierte en un instrumento de estudio de las clases populares, un estudio de organización y un estudio de formar un gran movimiento de masas por los derechos y las libertades de los trabajadores colombianos.

-         ¿Cuál cree usted que deberían ser los principales temas de  este XXII congreso?

Me parece que como estamos pendientes que se desarrolle la creación de un nuevo movimiento político que enmarca los acuerdos de la Habana, y que es, precisamente, rescatar los derechos como el estatuto de la oposición, que dé garantías para desarrollar el trabajo político, el trabajo de masas y el estudio del proceso histórico de la violencia en Colombia, por qué Colombia se convierte en América Latina en depositaria de los rezagos de la dictadura española y la esclavitud, en el marco del nuevo orden internacional, que se ha caracterizado por el acabose de la estabilidad laboral con el salario integral, destruyendo de esta manera las organizaciones obreras y campesinas.

Por eso, nosotros tenemos que hacer un gran estudio mediante foros, conferencias y movilizaciones populares  para que el gobierno se dé cuenta que no puede ser el acuerdo de paz escrito en el papel y no se dé feliz cumplimiento a lo pactado.

Desde diciembre está la ley 1820 sobre amnistía para los presos políticos y es la hora que no se ha desarrollado cabalmente. El gobierno ha obligado así a los plantones y a las huelgas de hambre, repito, por su incumplimiento. No está cumpliendo con lo pactado.

Es claro que el gobierno debe cumplir, pero también es cierto que el acuerdo debe defenderse con la acción de masas. En todas estas actividades debe estar presente activamente, con iniciativa las distintas organizaciones como el Partido Comunista, la Unión Patriótica, Marcha Patriótica, el nuevo movimiento político que va a salir del proceso de paz con las Farc-Ep, etc. 

-         ¿Este Congreso cómo debe abordar el tema fundamental para avanzar como es la unidad?

A  mi parece que la misma propuesta que presente las Farc debe ser un movimiento amplio, una propuesta amplia que llame a todos los sectores democráticos y de izquierda que estén realmente por el cambio y que trabajemos por lo mínimo.

Es decir, un programa de gobierno que nos una a todos como es el proceso de paz. Me parece que la propuesta del camarada Rodrigo Londoño de trabajar por un gobierno de transición hacia la paz es la salida del momento. Hay que estimular foros, conferencias de los distintos sectores de la izquierda para encontrar la unidad así sea en lo mínimo, formando un gran movimiento por la paz en Colombia.

Es decir, ¿Un gran movimiento aún con sectores de derecha proclives al proceso de paz que se viene implementando a cuenta gotas en Colombia?

Por supuesto. Estoy muy contento con el desarrollo del sexto congreso de la Unión Patriótica, en el cual hubiera presentado saludos algunos demócratas como: Gustavo Petro, Piedad Córdoba, Clara López y otros que están estudiando cómo unirse en torno a un acuerdo nacional que garantice reforzar la paz y hacer una alianza fuerte con todos los sectores democráticos.

-         La extrema derecha en cabeza de Fernando Londoño ha dicho que hay que hacer trizas el proceso de paz. ¿Cómo contrarrestar estas negras intenciones?

Creo que la gente viene dándose cuenta que hay sectores que venían apoyando la guerra, esa guerra se les ha convertido en fuente de riqueza para ese reducido grupo. Ese sector es el que viene planteando eso.

Pero se sabe que el proceso de paz es la vida, es el futuro de la democracia colombiana y también la defensa de los derechos humanos. Pero también el proceso de paz implica descubrir a los responsables de los peores crímenes de las convivir y los militares en santa convivencia, como también de gamonales y terratenientes.

-         Camarada Rojas: ¿Sigue vigente el comunismo en Colombia con todos sus matices que hace tan diversa a la izquierda en este país?

Por supuesto. El Partido Comunista, es el Partido de las comunidades mundiales, porque en ella están los trabajadores y los empresarios, los patronos. Hoy, nosotros tenemos que tener en cuenta que el Partido Comunista es un movimiento de masas, es el Partido para la acción, para la defensa de los derechos ciudadanos, es decir, los obreros, los campesinos y los indígenas.

-         Este Partido ya no depende ni Rusia, ni de China. ¿Cómo debería ser el Partido en el siglo XXI?

El Partido comunista en el siglo XXI tiene que estar ligado a las ideas de Marx, a las ideas de Lenin y ligado a las experiencias desarrolladas por los obreros, los campesinos y los indígenas. Incluso, las ideas del movimiento armado que en su momento tuvieron que levantarse para defender la vida y los derechos de los trabajadores.

-         Hay quienes sostienen que los principios leninistas son ya obsoletos. ¿Para usted han perdido vigencia?

Para mí, no han perdido vigencia porque resulta que el marxismo es precisamente el estudio de la sociedad en lo económico, en lo político, en lo social y también en lo organizativo. El caso de Cuba – por ejemplo – por qué Cuba sigue siendo blanco del bloqueo por el imperialismo norteamericano, porque no quiere que el mundo se dé cuenta que allá la salud es gratis, lo mismo que la educación. Hay un salario digno, calificado, todos los ministros salen a cortar caña. Es la escuela y la universidad a la vez. Así se debe hacer en todos los países, caso de Venezuela.

Para la cristalización de todos esos procesos hay que luchar y luchar unida y organizadamente. Esos elementos nos lo brindan los principios leninistas de organización. Prescindir de ellos es abrirle espacio o a la socialdemocracia o al liberalismo clásico. Hay que fortalecerlos con la educación y la concientización que da la práctica diaria.

-         ¿Qué espera de los delegados y las delegadas comunistas que se reúnen en Bogotá para desarrollar el congreso XXII?

Yo espero de ellos y ellas, que los que queden siendo miembros del comité central, estudien bien su situación y se dediquen a cumplir las tareas que le encomienda el XXII congreso del Partido comunista, que seguramente es salir a organizar a los trabajadores, a los campesinos y a los indígenas. Ser honestos con esa representación, porque algunos quieren ser representantes pero se limitan mucho cuando se trata de hacer las tareas.  

Gráfica pie de foto.- Veterano dirigente comunista Raúl Rojas González.- Foto Nelosi