Tolima
Tipografía

A pocas horas de instalarse oficialmente las deliberaciones del XXII congreso del Partido Comunista Colombiano en Bogotá, el camarada Edgar Sánchez Cortés, en su condición de delegado por el departamento de Tolima, prepara a todo vapor sus valijas para participar del magno evento con las más diversas expectativas.



Junto a los demás delegados y delegadas, el camarada Sánchez Cortés está convencido de que de allí saldrán las mejores conclusiones para seguir adelante con la utopía de construir una sociedad colombiana democrática con paz con justicia social y con el más amplio espíritu unitario.

La gran novedad será la presencia de las Farc-Ep en camino a convertirse en Partido o movimiento político. Sánchez Cortés destaca el momento con gran alborozo y esperanza: “Asombrosamente maravilloso la unidad de dos sectores rebeldes y antiimperialistas, uno estaba en la ilegalidad y nosotros en la legalidad”. Agrega: “Ellos son Comunistas y nosotros somos Comunistas. Llegó el momento que los Comunistas nos encontremos y qué mejor escenario que el XXII Congreso”.

El compañero Edgar Sánchez Cortés comulga con la idea de buscar la unidad más allá de los movimientos de izquierda y democráticos teniendo como motivo central la paz y concretamente la implementación de los acuerdos suscritos en la Habana y firmados en el teatro Colón con este movimiento guerrillero.

Además, diseñar estrategias para resistir y combatir la política imperialista de los Estados Unidos con su aventurero Donald Trump. Se debe profundizar la solidaridad con los pueblos hermanos que luchan contra el imperialismo como las hermanas repúblicas de Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, entre otras.

La página web: www.pacocol.org lo entrevistó y esto dijo:    

-          ¿Qué espera usted del XXII Congreso del Partido Comunista Colombiano?

Hay muchas expectativas, porque es un congreso atravesado por grandes coyunturas políticas internas de nuestro país, en las que el Partido debe colocarse en esas alturas coyunturales para buscar las transformaciones sociales que siempre hemos buscado por más de 87 años.

-          ¿Qué espera usted de los delegados y delegadas que se darán cita en Bogotá en el marco de este magno encuentro?

Primero que todo que todos hayan estudiado muy bien las tesis de discusión y segundo que tengan claro cómo sacar un Partido hacia el futuro, un Partido de Cambio, un Partido de Revolución, un Partido de Cambios Estructurales, un Partido que huela a Pueblo.

-          ¿Cómo debería ser el Partido Comunista Colombiano en el siglo XXI?

Tiene y debe ser un partido combativo, que esté al lado de las clases populares interpretando sus intereses y luchando por los mismos intereses que tanto ha pregonado este pueblo por algo más de doscientos años de exclusión, en el caso de Colombia.

-          ¿Son obsoletos los principios leninistas en el siglo XXI?

Esa es una óptica muy miope que tienen algunos compañeros del Partido, especialmente de aquellos que piden el “cambio generacional”; los conceptos marxistas – leninistas en la lucha de clases están vigentes hasta ahora y eso no lo estamos demostrando nosotros con la dialéctica, sino lo está demostrando la lucha de clases que existe en el planeta y por ende en Colombia, entonces si hay una lucha de clases con unos protagonistas donde los intereses son los mismos, entonces el marxismo – leninismo no ha desaparecido.

-          ¿Cuál cree usted que serán los principales temas  que abordará este congreso?

Lo álgido: Sostener el proceso de paz que son las grandes voces que pide el pueblo colombiano, que los acuerdos se cumplan, que son acuerdos plasmados de interés social para la sociedad, porque ahí está reflejada la problemática y el ser sobre por qué nació un movimiento armado y haberse levantado contra un régimen. Eso es lo básico. Continuar con los derroteros de la solidaridad nacional e internacional para plasmar, para tratar de contrarrestar el grave embate del neoliberalismo que viene hoy en día con sus transnacionales, con el despoje y la recolonización de lo que antes perdieron con la lucha de masas.

-          ¿Cuál debería ser la postura de este congreso en relación con la política imperialista de los Estados Unidos y de Donald Trump?

Simple. Una política de resistencia basada en las necesidades prioritarias que tienen nuestros pueblos amigos y hermanos latinoamericanos, en las cuales surgen unas identidades propias y culturales que hay que defender la patria, la patria desde adentro, la patria profunda, la patria excluida, lo que estamos mirando son los delineamientos no de Trump, son del Pentágono y una clase política, porque Trump es un instrumento de la política exterior de los Estados Unidos, nosotros tenemos que ser la resistencia a esas políticas agresivas y anti soberanas.

-          Se viene ventilando un proyecto de unidad más allá de la izquierda. ¿Cuál es su posición?

Magnífico. Eso es lo que el Partido viene luchando desde otrora, que el pueblo se tiene que unir por encima de sus vertientes, las distintas ramificaciones que han existido en el movimiento popular. Hoy en día nos hemos dado cuenta que solos no hacemos nada. La derecha está unida y si la izquierda sigue atomizada pues nos van a vencer otra vez, especialmente en un espacio coyuntural, cuando la ultraderecha dice que los acuerdos hay que volverlos trizas y la problemática social sigue latente, entonces , qué pasa, tenemos que ir más allá de las izquierdas, más allá de nuestro propio sectarismo, más allá de nuestros partidos y movimientos políticos, conjugarnos con los movimientos sociales y políticos que están naciendo en esta coyuntura y por qué no, aquella gente de la base de los partidos tradicionales. Usted habla con el pueblo y ve liberales rebeldes, conservadores rebeldes y asómbrese: Uribistas rebeldes. Esa gente hay que recogerla por ese es el verdadero pueblo excluido.  

-          ¿Estará este congreso en capacidad de arrojar luces sobre esta iniciativa concreta y esencial en este momento?

Pues yo creo que es lo coyuntural y eso debe ser plasmado en la declaración política. Me imagino que este será uno de los temas: La unidad, la unidad, la unidad, que se grita de dientes hacia afuera, pero no la unidad entorno a mí o a algunos movimientos políticos, es la unidad popular y el partido tiene que ser el apóstol de la unidad en América Latina y en Colombia.

-          Será novedoso este congreso con la presencia de las Farc-Ep en camino a convertirse en movimiento político. ¿Qué expectativas genera en usted la presencia de estos compañeros y compañeras?

Asombrosamente maravilloso la unidad de dos sectores rebeldes y antiimperialistas, uno estaba en la ilegalidad y nosotros en la legalidad. Para nadie es un secreto que la misma inteligencia militar y la misma ultraderecha lo reconocen, que las Farc nacieron del Partido Comunista, que ellos son Comunistas y nosotros somos comunistas, como seres humanos nos abrazamos por una razón política y estamos dispuestos a luchar hasta las últimas consecuencias por el bienestar popular, llámese Farc, llámese Partido Comunista, llegó el momento que los Comunistas nos encontremos y qué mejor escenario que el XXII Congreso.

Gráfica pie de foto.- Camarada Edgar Sánchez Cortés.  Foto Nelosi