Tolima
Tipografía

Se calienta el ambiente político en Colombia. Los encuentros en aras de hacer alianzas y acuerdos políticos se intensifican en todo el país, todo porque el año entrante tendremos elecciones para elegir parlamento y presidente de la república.



Al decir de los expertos de la política este debate estará cruzado claramente por la paz y la guerra. Al parecer no es una especulación, es una realidad inexorable que cada día se clarifica más.

Los “carroñeros” de la guerra, que se han lucrado de ella, intentarán por todos los medios hacer trizas el proceso de implementación del acuerdo de paz firmado con las Farc-Ep, en cabeza del Centro Democrático y Germán Vargas Lleras, entre otros. Por eso se hace necesario despertar, tomar conciencia y consolidar la unidad como lo planteó el partido comunista en la ciudad de Ibagué, en cabeza de Danilo López Carrero, con un programa, unas reglas claras de juego y con el más amplio espíritu democrático teniendo en el centro la paz con justicia social, que implica la implementación de lo acordado en la Habana y firmado en el teatro Colón de Bogotá.

El conversatorio unitario intitulado: “Paz, convergencia y territorio”, se realizó ayer en el hotel Ambalá de la ciudad de Ibagué (Tolima), contando con la presencia de casi todas las distintas expresiones de izquierda que hay en el Tolima, incluyendo, la delegación de paz de las Farc-Ep en cabeza del comandante Donald Ferreira y la ex guerrillera Adriana Hernández. Además, el ex senador liberal Jairo Rivera Morales, el diputado liberal Carlos Reyes, el ex parlamentario “guillermista” Gonzalo Parra y sectores independientes.

Los representantes de las distintas fuerzas y organizaciones políticas que concurrieron al encuentro coincidieron en destacar la unidad, deponiendo los egos grupistas, como el único camino viable para ser opción de poder, que permita aislar a los violentos y permitir el desarrollo de la implementación de la paz con la guerrilla de las Farc y a su vez, fortalecer los diálogos con el ELN.

Entre las fuerzas políticas que asistieron a este magno evento están: El Partido Comunista, la Unión Patriótica, la Marcha Patriótica, MAIS, Alianza Social Independiente (ASI), Todos Somos Colombia, los Verdes, el diputado liberal, el ex senador Jairo Rivera Morales, delegación de las Farc-Ep.

Hablan voceros de las izquierdas

Abrió el conversatorio la Unión Patriótica (UP), en cabeza de Lucy Astrid Arciniega, dijo: “Que esta convergencia no sea solo en época de elecciones, que sea constante para conquistar todo lo que requiere el pueblo colombiano, encontrándonos en la calle, denunciando y anunciando la esperanza a todos aquellos que hoy no creen en nada”.

El diputado liberal, Carlos Reyes, señaló: “La única posibilidad que nos queda es el de beber de la fuente, en este caso de la dialéctica, que plantea: “El desarrollo del pensamiento será el del debate”, el de la controversia en la defensa de los preceptos”.

Agregó: “Para lograrlo debemos dejar el sectarismo, el unanimismo y la exclusión como forma de poder. Tenemos que tener como esperanza lo que nos une. Es necesario lograr parar el avance de la derecha y entre todos construir un programa, una bandera y una organización que nos lleve a seguir construyendo los logros a favor de la equidad, la justicia y la libertad. Proponemos unidad para cámara, para senado y para presidencia de la república”.

Por su parte, Nayid Salazar Cetina, en representación del movimiento indígena MAIS, subrayó: “Coincidimos en el para qué, pero lo que nos llena de angustia es el cómo lo hacemos. Le gastemos el mayor tiempo con generosidad, si bien es cierto, luchamos y nos esforzamos por predicar la solidaridad, nunca es más necesario hacerla valer ahora, ante todo entre nosotros mismos, porque somos exigentes, de buena retórica para plantear la necesidad de la solidaridad afuera, hacia adentro, al interior de nuestras organizaciones, al interior de nuestro sector de la no derecha, no aparece muy generosa la solidaridad entonces, cuando el único mandamiento que compromete y que arremete de la derecha es el capital antes que la vida. Nosotros pregonamos con nuestra acción, el primero mi partido, primero mi organización, primero yo y ya veremos que queda después. Hay que superar esas dificultades con amplitud y generosidad”.

El concejal de Ibagué por Alianza Verde, William Rosas, dijo: “Creemos que este Partido como defensa del medio ambiente, no solamente ha dado una directriz, una pauta, sino que el direccionamiento es que hay que seguir luchando como lo ha venido haciendo este concejo y esta alcaldía”.

“Nosotros tenemos que llegar al poder con las alternativas que hoy tenemos, posibilidades concretas como es la cámara de representantes y el senado en las próximas elecciones, seguimos en la defensa de lo público como patrimonio de los colombianos, que es la lucha frontal contra la corrupción”.


Danilo López Carrero, Partido Comunista. Foto Nelosi

Por el Partido Comunista, Danilo López Carrero, planteó: “Queremos ayudar a construir la organización social, política, democrática, cultural, para poner este país al derecho, porque nos lo tienen destruido, no tenemos patria”.

“Nosotros proponemos como primer elemento que organicemos todos un programa mínimo, donde planteamos la necesidad de la defensa del proceso de paz, su implementación y la defensa de los acuerdos. Que pongan en funcionamiento estos acuerdos, que se cumplan”.

“La defensa de la soberanía y el medio ambiente, la defensa del patrimonio público para que no sea privatizado. Presentar una lista unitaria y unificada para la cámara, para la gobernación, para las alcaldías, para los concejos municipales del Tolima”.

“La construcción de un gran bloque de poder nacional para elegir un presidente que garantice la convivencia social. No estamos planteando ya la revolución, estamos planteando que nos permitan acabar de vivir lo poco que nos queda, pero que las nuevas generaciones tengan donde vivir, que seamos capaces de recuperar nuestra patria para las nuevas generaciones. Para eso necesitamos un gran bloque de poder unitario. No estamos pidiendo ser primeros en la lista, necesitamos es construir un gran programa, serio y un gran bloque unitario, no solamente para las elecciones, sino también para defender el proceso de paz, para reclamar su implementación, para salir a las grandes movilizaciones en defensa de los intereses de los trabajadores, en la defensa de los intereses del campesinado, de los caficultores que estamos inmersos en una crisis muy grave, defender las conquistas, defender las consultas populares y ambientales como las presentadas en Cajamarca y Piedras”.

Pablo Humberto Cáceres, Alianza Social Indígena (ASI): “Queremos ser más pragmáticos en cuanto a la situación actual que vive el país y que sabemos no es desconocida por ninguno de cada uno de ustedes, en sus discursos nos han dado a entender que saben el fondo de la problemática”.

“Es muy difícil para el partido de estos movimientos alternativos lograr el umbral que necesitamos para poder conservar nuestras personerías jurídicas. Creo que la construcción de estos partidos debe estar sujeta a un proyecto político que nos permita ser opción de poder local”.

“El problema que tenemos es cómo vamos a construir esa lista para cámara, la regla de juego que nos ha dado la democracia son reglas de juego que no nos favorece en el tema del umbral”.

Marcha Patriótica, Juan Gabriel Bermúdez: “En el 2018, habrá varios escenarios de disputa política: Primero el escenario en el legislativo, que va a tener tres expresiones: El senado, la cámara y las circunscripciones especiales para la paz. Nosotros por estar en Ibagué, la preocupación por la circunscripción especial no es muy notoria”.

“Estamos totalmente de acuerdo en que es necesario hacer un esfuerzo mancomunado, un esfuerzo unitario que conduzca a conformar en primera instancia una lista que se identifique con la implementación de los acuerdos y que contribuya a superar características y conductas de los legisladores que se suponen representan al departamento”.

Marco Emilio Hincapié, movimiento Colombia Humana: “Nosotros pensamos que esencialmente deberíamos de ponernos de acuerdo en lo que nos divide y en lo que nos une. Son claros propósitos sociales, una Colombia distinta, el momento histórico que vivimos los movimientos alternativos de alcanzar el poder, democratizar el poder y reformar lo que no se ha reformado”.

Todos Somos Colombia, Marco Toro: “Apoya y respalda la inscripción de todo candidato alternativo a la presidencia de la república, sin exclusión alguna y sin ningún tipo de veto. En segundo lugar, estamos adelantando diálogos cruzados con todos los movimientos alternativos y con los Partidos de la Unidad Nacional. Nos unifica, y lo decimos clara y francamente, queremos construir una alianza, una coalición en torno a un gobierno de coalición que empiece desde la primera vuelta”.

“La inscripción de la Candidatura de Clara López implica construir desde las regiones también amplias convergencias políticas que allanen el camino al movimiento alternativo y colocarlo como una fuerza incidente y protagonista en los próximos gobiernos para defender con toda la fuerza posible la implementación de los acuerdos de paz”.

“Para nosotros la paz no es el desarme, para nosotros la paz es un proceso en el cual tenemos que asegurar el cambio y la construcción de la paz con la cultura, para que pasemos de la cultura del enemigo que es necesario eliminar, a la cultura de acceder y respetar al adversario, una cultura que erradique el pensamiento único y que potencie el pluralismo y la diversidad en Colombia. De una paz con la naturaleza”.


Gonzalo Parra. Foto Nelosi

Gonzalo Parra, Guillermista (Seguidor del médico Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez): “Escuchaba a todos los voceros de las organizaciones y créame empecé a dudar a cuál iba a pertenecer, porque con todas me identifico. Si eso que hoy se ha planteado es lo que siempre nos ha identificado, me hago la segunda pregunta: ¿Por qué no estamos unidos? Si ideológicamente sabemos hacia dónde debemos ir. Uno no comprende al ser humano, cuando expresa una cosa y cuando en la práctica hace otra cosa”.

“Si con frecuencia se habla de la unidad, me pregunto: ¿La unidad para qué? Unidad para hacer opción de poder. Eso es lo que queremos con la unidad. Como se habla en el campo: Cada uno tiene media arrobita de café, unos tienen una arroba, los otros ocho kilos, pero a la mula hay que echarle diez arrobas. Si todos nos juntamos en la vereda, completamos la carga. Igual pasa aquí, si todos nos unimos, somos indudablemente una opción de poder. De eso no les quepa la menor duda. Y poder, ¿Para qué? Pues poder para hacer realidad todas esas ideas, todos esos sueños y todos esos proyectos de construir la Colombia que siempre hemos soñado”.

Alfredo Capera, indígena y concejal en Ibagué de MAIS: “Hemos tenido en estos años varias formas de hacer política: Una es organizando la comunidad, organizando el barrio, organizando la vereda y exigiendo los derechos”.

“En el caso del Tolima llevamos 120 indígenas asesinados, asesinados por reclamar el territorio, asesinados por reclamar el derecho a organizarse, asesinados por decir: Estamos olvidados, abandonados, marginados. Decir eso, nos causa hasta la eliminación física”.

“Al discurso de la unidad hay que meterle más contenido. He escuchado aquí varios discursos, y el discurso es muy bueno y muy agradable hasta cuando faltan ocho o quince días para las inscripciones. Ya yo hice el ejercicio en Ibagué y les decía a algunos compañeros: Nos juntamos los alternativos, nos juntamos los independientes, nos juntamos los que tenemos problemas de representatividad, pero cuando llega la hora de ir a la registraduría, cada uno va por su logo, cada uno va por su partido, cada uno va por su ideología y ahí, volamos”.

“Tratamos de hacer un ejercicio con la asamblea del Tolima, tuvimos reuniéndonos como cuatro o cinco meses y cuando faltaba para definir como iría la lista, no pudimos. Recomiendo a la mesa: Definamos unas reglas de juego, unas reglas de comportamiento, vamos diciéndonos las cosas claritamente como se deben decir, para que a última hora no tengamos sorpresas como que eso no era lo que yo esperaba, ni eso era lo que yo quería”.

Donald Ferreira, ex comandante de las FARC-EP. Foto Nelosi

Donald Ferreira, ex comandante fariano: “Debo decirles inicialmente que nuestra voluntad política no tiene reversa porque en adelante nuestra única arma será la palabra. Es algo de dijimos y seguimos diciendo desde el momento de las conversaciones de la Habana y desde el comienzo de nuestra lucha en 1964 y que continúa vigente en todas las mentes de los integrantes de las Farc-Ep, siempre hemos estado comprometidos con la paz y la justicia social verdadera con todo el pueblo colombiano”.

Adriana Hernández, ex guerrillera de las Farc-Ep. Foto Nelosi

Adriana Hernández, ex guerrillera de las Farc-Ep: “Muy importante que en este momento hayan mujeres representantes acá, por lo cual estamos luchando buscando una igualdad de género, de que la mujer tenga participación en todo, que no seamos utilizadas solo sexualmente, sino que podamos ejercer el derecho a la política, ser grandes empresarias, no solo amas de casa, sino ser alguien en la vida”.

“Por eso estamos luchando. Nosotros las mujeres tenemos que acabar con el machismo empezando por nosotras mismas, porque muchas veces entre nosotras las mujeres somos odiosas. Para que se acabe el machismo tenemos que empezar por nosotras mismas”.

Jairo Rivera Morales, ex senador liberal: “Manuel Marulanda Vélez, después de Gabriel García Márquez, es el personaje más universal que tiene Colombia. Es conocido en el Japón, en la China, en la India, en la Argentina, en los Estados Unidos”.

Destacó la complejidad de la unidad pero a su vez, la necesidad. Dijo que a partir del primero de septiembre haría parte del nuevo partido creado por la Farc y anunció que de acuerdo a lo conversado con el alcalde Jaramillo, se realizaría en Ibagué un gran foro por la paz con la presencia del secretariado de las Farc-Ep. Rivera Morales, se mostró optimista. Dijo que más allá de la lucha por la corrupción, hay que luchar contra el fascismo que representa el Centro Democrático y otros siniestros personajes. En ese sentido, hay que hacer causa común para elegir un presidente que se comprometa con la implementación de los acuerdos de la Habana. Dijo que si el proceso se ha venido desarrollando ha sido ante todo por la voluntad política de la guerrilla, porque el gobierno ha venido incumpliendo sistemáticamente. Destacó el escenario de unidad y le deseó los mejores éxitos, para que ojalá se convierta en ejemplo para Colombia entera.