Tolima
Tipografía

“El cañón del Combeima es un pulmón no solamente para Ibagué, sino para el mundo”, afirmó categóricamente Juan Felipe Valbuena, presidente de la corporación turística y ambiental del cañón del Combeima (COMBAYMA).



Esta corporación tiene escasamente 2 años de vida, viene trabajando para que la zona sea certificada como zona ecoturística por parte del viceministerio del medio ambiente, con el fin de dejarla blindada de la ambición de las transnacionales que como Anglo Gold Ashanti, la quieren convertir en distrito minero. De la mano de la administración municipal que preside el médico Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez y otros entes, se viene haciendo causa común para salvar el cañón del Combeima de una catástrofe ambiental de vastas proporciones con la presencia de dichas transnacionales que vienen en busca de robarse los metales preciosos que se esconden allí.

Otra preocupación de dicha corporación, según el presidente Juan Felipe Valbuena, es la toma de conciencia por parte de la comunidad que habita la hermosa región y la misma clase gobernante, en el sentido de evitar la deforestación y tala de los bosques. En la parte alta de Juntas, la finca La Rivera de 257 hectáreas, fue adquirida para este proyecto como ejemplo para desarrollar en otros lares del inmenso cañón bañado por 18 microcuencas de cristalina agua que surge a más del 90 por ciento de los habitantes de la ciudad musical de Colombia, Ibagué.

Se advierte también la forma acelerada como viene desapareciendo el nevado del Tolima, muere paulatinamente y se hace necesario tomar conciencia de ello. Mirar los bosques como seres vivos que sienten y no como simples entes para sacar leña, quemar bosques, advierte Valbuena.


Ayer, se hizo picnic bazar en el restaurante Kayros kilómetro 9, un miembro de la corporación Combayma, presentándose una muestra ubérrima de los productos orgánicos que se vienen produciendo en la región sin perjudicar a la pacha mama en el inmenso cañón.

Hubo actos culturales, degustación, muestras artísticas y charlas encaminadas a crear conciencia ambiental, rechazando una vez más los 39 títulos mineros que como espadas de Damocles cuelgan sobre este verdoso cañón. Los bibliotecarios de varios lugares de Ibagué se hicieron presentes aportando su granito de arena en este noble ideal de conservar el cañón libre de megaminería.

La página web: www.pacocol.org entrevistó a Juan Felipe Valbuena y esto nos dijo:



-          Se realizó ayer una actividad en el kilómetro 9, restaurante Kayros del cañón del Combeima. ¿De qué se trató esta actividad?

La corporación Combayma es una agremiación de todos los prestadores de servicios turísticos del cañón del Combeima, trabajamos por la sostenibilidad de la región orientando todos nuestros esfuerzos económicos hacia la protección del medio ambiente, trabajando con buenas prácticas el turismo.

Ayer estuvimos en una programación, un Picnic bazar en el restaurante Kayros, de nuestros asociados, cerca de Ibagué, unos 20 minutos, en seguida del corregimiento de Llanitos.

Nos visitaron muchas personas de Ibagué y conocieron nuestros servicios, lo que ofrecemos en el cañón del Combeima, la nueva forma de trabajar en este sector ya que estamos dando un nuevo orden ecoturístico dentro de la región, bajo el ordenamiento del parque natural los nevados, trabajando de la mano con la alcaldía municipal de Ibagué, a la policía, también al Ibal y al proyecto integral Combeima, que son entidades que nos han apoyado en este evento.

-          ¿Cómo nació esta corporación?

Esta corporación nació hace un par de años, precisamente por la preocupación del trabajo turístico como se venía desarrollando dentro del cañón de una manera desordenada y nosotros mismos los prestadores de servicios turísticos estamos trabajando para fortalecernos y para trabajar de una mejor manera, trabajando con normas técnicas sectoriales, certificándonos y siendo conscientes que estamos en un ecosistema frágil y muy importante para el municipio de Ibagué.

-          ¿Cómo una persona o entidad puede hacer parte de esta corporación?

Es una invitación también a otros prestadores de servicios turísticos de la región, la idea para pertenecer a esta, es trabajar en la región y estar trabajando bajo las normas, cámara de comercio, tener registro único de tributario (RUT), de esta manera entramos nosotros a apoyarlos, generamos capacitaciones con el Sena, generamos acompañamiento en certificaciones técnicas y todo lo que tiene que ver con el mejoramiento de las empresas.

-          Este cañón está en la mira de las transnacionales para explotarle sus metales preciosos. ¿Cuál es la realidad actual?

Claro que sí, dentro del cañón del Combeima nosotros contamos con 39 títulos mineros en estado de exploración, sobre todo para la transnacional Anglo Gold Ashanti y otras tres multinacionales más que tienen en la mira a este cañón, pues es zona de influencia volcánica, son influencia del parque natural los nevados, siendo muy ricos en minerales.

Pero la verdadera riqueza no es esa, la riqueza es el agua, el agua es la que nos tiene vivos, pudiéramos estar llenos de oro, pero si no tenemos un vaso de agua, no tendríamos como vivir, ni cómo estar acá en pie.

Uno de los propósitos de nosotros como Corporación, es fortalecer el cañón del Combeima en ecoturismo, certificarlo con el viceministerio, apoyado por la alcaldía municipal de Ibagué, para protegerlo como sitio ecoturístico sostenible, lo cual pondría por encima las prioridades del territorio sobre la megaminería.

-          ¿Cuál ha sido la reacción de la comunidad de este cañón a la invasión de las transnacionales en busca de los metales preciosos?

En una voz unánime todos nos hemos unido, valga la redundancia, para decirle NO a la megaminería, apoyamos las marchas carnavales que se vienen dando en el municipio de Ibagué, cuando Ibagué por fin le dijo NO a la megaminería, apoyamos cien por ciento todas las políticas locales que van en contra de la extracción megaminera para la región del municipio de Ibagué.

-          Se dice que este cañón es un pulmón de Ibagué. ¿Qué encontramos en este?

No solo para el municipio de Ibagué, sino para el mundo; es uno de los pocos cañones verdes que existen alrededor del mundo, si nosotros hacemos referencia al cañón del Colorado en Estados Unidos, que es un cañón desértico, si nos vamos al gran cañón del Perú, vemos que es un cañón con muy poco índice de vegetación y así, muchos cañones alrededor del mundo. El cañón del Combeima es en realidad es una joya verde que existe en nuestro planeta, es tiempo de cuidarlo porque está justo en el momento frágil.

Nos encontramos entre los 1300 metros sobre el nivel del mar hasta los 4200, donde nace el río Combeima y se extiende más arriba el parque los nevados hasta 5200 en la cumbre del nevado del Tolima; encontramos diferentes ecosistemas de bosque, bosque pre montano, bosque húmedo, bosque alto andino, bosque andino, páramos que son los colchones y nacimientos de agua y las nieves perpetuas de nuestro nevado del Tolima. Tenemos dos áreas de interés para la conservación de aves reconocidas a nivel mundial, dadas la cantidad de especies y la calidad de especies que tenemos, más de 250 especies en la parte alta, alrededor de unas 400 especies en todo el cañón del Combeima.

También encontramos diferentes especies de flora, dentro de ellas, el árbol nacional la palma de cera que fue descubierta por Alexander Humboldt a inicios del siglo XIX, en el camino real del Quindío, que la mayor parte está en el cañón del Combeima; él lo describió entonces como uno de los sitios de más biodiversidad que había visitado este científico alemán, botánico e investigador de flora y fauna.

Tenemos que reconocer nosotros como ibaguereños la joya que tenemos, un recurso hídrico muy importante del cañón del Combeima, se dice que cerca del 90 por ciento de agua que se consume en Ibagué, sale de las 18 microcuencas y de la cuenca principal del río Combeima que provee el cañón del Combeima para el municipio. Entonces es momento de mirar hacia el Cañón del Combeima, protegerlo, cuidarlo, quererlo y amarlo.

-          Desde esta corporación Combayma, ¿Qué proyectos hay para el futuro próximo?

Lo próximo ahorita es trabajar de la mano con la alcaldía municipal en la certificación de la región como designio sostenible para hacernos ver a nivel mundial, hacernos conocer a nivel nacional a través de programas de turismo y del mismo ministerio de turismo. Por eso trabajamos, por la certificación de la región y las buenas prácticas dentro de las empresas que lo componen.

-          El nevado del Tolima se está acabando rápidamente. ¿Cuál es su percepción?

Hace 20, 25 años, el nevado tenía cinco y seis veces más el casquete del hielo, hoy en día es muy triste ver cómo la capa superficial de la parte de arriba, de la cumbre, es la única que existe.

Se da a las deforestaciones en las zonas de amortización del parque los nevados, dentro de ellas, el cañón del Combeima y otros departamentos que lo componen como Caldas, Risaralda, Quindío y norte del Tolima.

Nosotros trabajamos en programas de reforestación y creación y conformación de reservas naturales de la sociedad civil para da a entender que los bosque están vivos, los bosques son los que regulan la temperatura. Ibagué hace 50  o 100 años era fácil tener saco todos los días, encontrar un clima frío, hoy es un calor infernal, que nadie soporta. Eso es dado a la deforestación. Por se están descongelando las nieves perpetuas del parque los nevados.

La invitación es a ver los bosques no como leñas, sino a verlos como seres vivos, a verlos como un componente total y todo un sistema biológico que se encuentra en ellos.

-          ¿Qué actividades viene haciendo esta corporación para crear conciencia ambiental en los habitantes de la zona y en los gobernantes?

Nosotros a través de la corporación y con el apoyo de la fundación del colectivo que es la fundación local del cañón del Combeima, establecimos la primera reserva natural de la sociedad civil, que fue en finca La Rivera, parte alta de Juntas, una finca de 257 hectáreas que tenía más de 130 cabezas de ganado, hoy en día solo quedan 2 vacas de exhibición por temas de turismo y más de 130 hectáreas en conservación de bosques y reforestación para los mismos bosques primarios.

Es un modelo piloto para que otras fincas de la región tomen la iniciativa de reservas naturales de la sociedad civil registradas ante el sistema nacional de áreas protegidas de parque nacionales. Estamos incentivando la conformación de estas reservas naturales, las buenas prácticas de los restaurantes como no usar pillos plásticos, no usar vasos desechables, no vender gaseosas sino vender jugos naturales de la región, estamos dando capacitación apoyados por la cámara de comercio de Ibagué y negocios verdes, es cómo vivir bien en la montaña y sosteniblemente para que los recursos con los que contamos queden para las futuras generaciones.