Tolima
Tipografía

El genocidio contra el pueblo colombiano sigue bañando de sangre humilde los campos y ciudades, sin que el gobierno nacional asuma una postura consecuente y digna con lo pactado en el histórico acuerdo de la Habana (Cuba), entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (Farc – Ep) y el Estado en cabeza del presidente Juan Manuel Santos Calderón.



Mientras el entonces movimiento guerrillero cumple cabalmente sus compromisos, el gobierno nacional hace lo contrario y adicionalmente se confabulan los poderes públicos para evitar que el país nacional tome el camino de la paz y reconciliación. El fantasma del montaje judicial irrumpe, caso del ex comandante fariano, Jesús Santrich, quien supuestamente por pensar en enviar diez toneladas de droga a los Estados Unidos, en tiempo record es detenido, procesado y encarcelado, con la intención de ser extraditado a los Estados Unidos, sin ser escuchado siquiera.

Pero, si como todo esto no fuera suficiente, los asesinatos de miembros del Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), se han constituido en el pan nuestro de cada día, igual o quizás peor al terrible y monstruoso genocidio contra la Unión Patriótica y el Partido Comunista.

Esta oligarquía colombiana no sabe hablar de paz, su lenguaje es de violencia y con qué fiereza. El 7 de mayo de 2018, fue asesinado el ex comandante fariano, Juan Vicente Carvajal Isidro, más conocido como “Misael”, en el departamento de Arauca, cuando iba rumbo a su trabajo. Al parecer dos sicarios lo abordaron y a la mansalva le quitaron la vida.

Había salido de la cárcel La Picota de Bogotá con libertad condicional; acogiéndose a lo pactado con el gobierno, entregó sus pertrechos y se dedicó a trabajar honradamente, completamente confiado en la palabra del señor presidente.

“Esto nos pasa por creer en esta maldita oligarquía”

El ex comandante fariano integrante del 21 frente, con asiento en Tolima, Huila y parte del Valle, Giovanni, destacó la vida y obra del ex comandante asesinado en la vía que conduce de Filipinas a Galaxia. Dijo que había militado en las filas por más de treinta años, destacándose en la disciplina y la conciencia de clase.

Profundamente dolido e indignado, el ex líder guerrillero, habló claro y preciso sobre lo que viene ocurriendo en Colombia con el proceso de paz, afirmando que fueron engañados por el gobierno nacional y que están pagando las consecuencias con lágrimas y sangre.

“Se está llevando a cabo el genocidio de los combatientes de las Farc – Ep, los soldados de Manuel Marulanda Vélez, de Simón Bolívar, de Jacobo Arenas, de Alfonso Cano y de tantos mártires que nos enseñaron el camino de la lucha revolucionaria. Por creer en esta maldita oligarquía estamos pagando este precio”.

Agregó: “Pero, no somos solamente nosotros, también están asesinando al pueblo colombiano. Todos los días cae asesinado un hombre, una mujer, simplemente porque lideran procesos de luchas sociales. Todos los días, pero todos los días, vienen siendo asesinados. Es la continuación de un nuevo genocidio del pueblo colombiano, porque también los ex combatientes de las Farc somos pueblo, somos parte del pueblo colombiano”.

Señala sin ambages que él podría ser la siguiente víctima por su forma de ser, de pensar y de decir lo que siente. “Creo que, por mi estilo, por mi forma de hablar, debo ser uno de los candidatos muy próximo a matarme, porque yo no me le voy a arrodillar, ni me les voy a bajar los pantalones nunca. Seguramente debo ser uno de los candidatos que debe tener el militarismo, el fascismo, el paramilitarismo de estado, en primera lista para ser asesinado; deben estar en eso, yo ando, así como ustedes me han mirado: Como un chócolo, solo en una buseta, haciéndome presa fácil, más fácil no puede haber”.

Prefiere la muerte a rendirse al establecimiento oligárquico. En palabras suyas: “Para vivir humillado a esta oligarquía o esperando a qué horas lo van a capturar con sus falsos positivos o que lo van a matar, vivir así humillado, cagado de miedo, es mejor que me maten de una vez y así sale uno de este problema. En este país, creo que, si uno está muerto, es mucho mejor”.

No votará por ningún candidato presidencial. “Pienso mucho y por eso es que no votaré por nadie, así se me venga el mundo encima”, terminó diciendo el ex comandante fariano del 21 frente, Giovanni, al referirse al más reciente ex guerrillero asesinado, el comandante Juan Vicente Carvajal Isidro, más conocido como “Misael”.