Tolima
Tipografía

El Velatón por la paz realizado en Ibagué y en la mayoría de municipios del departamento de Tolima, fue multitudinario, pacífico y combativo. Centenares y centenares de personas salieron a pronunciarse a favor de la paz y a exigirle al gobierno nacional que desmonte el siniestro aparato militar – paramilitar que viene asesinando a líderes populares, campesinos, indígenas, sindicales, hombres y mujeres, en todo el territorio nacional.



De igual manera, exhortaron a la defensa de los acuerdos de la Habana, exigiéndole al presidente electo, Iván Duque Márquez que no haga trizas estos acuerdos, sino que, por el contrario, los haga cumplir cabalmente. Colombia no puede seguir transitando caminos de violencia, la paz con justicia social, con verdad, justicia, reparación y compromiso de no repetición se debe imponer en todo el territorio nacional.

La espontánea y combativa movilización, se realizó en casi todos los municipios del Tolima, con decisión y coraje, destacándose una vez más la presencia multitudinaria y activa de jóvenes y mujeres, que clamaron por la convivencia, la salud, la educación y el respeto por la diversidad y la pluralidad.

Ibagué se hizo sentir

Los ibaguereños concurrieron puntuales a la cita en el parque Manuel Murillo Toro. Más de tres mil personas se hicieron presentes con banderas, pancartas, velas, música, poesía, oración, gritos llamando a parar esta orgía de sangre campesina, popular, indígena y sindical que hoy nuevamente estremece a Colombia, ante la indiferencia sepulcral del gobierno nacional.

Durante el emotivo acto que comenzó a las seis de la tarde, se recordaron algunos nombres de líderes asesinados durante los meses de junio y julio en Colombia. Entre otros: Ancizar Cifuentes Vargas, Ana María Cortés, Luis Barrios, Gabriel Adolfo Correa, Santa Felicidad Santa María, los 7 campesinos asesinados en Argelia, Iván Lázaro, Julio Cesar Sucerquía, Jaimer Albeito Idrobo, José Abraham García, Adrían Pérez, Anderson Ortiz, Isaac Navarro Mora, Janes Alberto Correa Arboleda y Héctor Santiago Anteliz. 

Los asistentes se expresaron de distintas maneras, señalando estar dispuestos y dispuestas a seguir batallando por aclimatar la paz con justicia social en todo el territorio nacional. “¡Que la paz no sea motivo de muerte!”, decían carteles sostenidos por hombres y mujeres jóvenes.

Así se expresaron los asistentes

Funcionarios de la administración municipal, de la defensoría del pueblo, de Reiniciar, de las universidades, especialmente la universidad del Tolima, estudiantes de secundaria, campesinos, hacedores de cultura, periodistas alternativos, vendedores ambulantes, comunistas, miembros de la Unión Patriótica, Marcha Patriótica, Partido de las Farc, liberales, conservadores, sin partido, participaron del evento que se realizó con éxito en el corazón de la ciudad musical de Colombia.

Rodrigo López Oviedo, dirigente regional del Partido Comunista, señaló: “Como miembro del partido comunista quiero unir mi voz a la de todas ustedes para decirle al sistema imperante: ¡Basta ya!, no queremos un líder social más asesinado, no queremos que nuestro pueblo se siga desangrando como son las pretensiones de los oligarcas. No queremos pasar a la historia con un silencio sepulcral que no nos permita a nosotros expresar este dolor que como colombianos sentimos”.

Gilberto Salinas Novoa, miembro del sindicato de trabajadores agrícolas del Tolima (Sintragritol), manifestó: “La vida es lo más importante en este momento, pero el establecimiento corrupto y asesino ha venido frustrando la esperanza de vivir tranquilamente en Colombia. El capitalismo corrupto y corrompido no tiene otra alternativa de sostenerse en el poder, sino asesinando a todo aquel que está en contra de sus vejámenes y de su corrupción”.

Un líder leyó documento. Aparte de él: “No necesitamos un fusil para asustar al más bandido, el homenaje es a la labor, al esfuerzo, a la esperanza. Hoy estamos de acuerdo en que no levantaremos el puño para golpear al enemigo, no lo necesitamos. Mucha gente pasa por la existencia sin dejar huella. Hoy nos matan, porque nuestros pasos no solo están dejando huella, sino que retumban en el suelo, porque desestabiliza a un sistema corrupto y que nos quiere corruptos. La paz amigos míos, es un medio y es un fin. No vamos a caer en la provocación. Ellos quieren que entremos en su juego de la guerra; nosotros queremos que ellos entren en el juego del amor y el respeto a la diferencia, porque las diferencias nos unen más que lo que nos divide”.

El joven Santiago Vanegas, indicó: “Estoy aquí por el dolor que siento al pensar en las familias que dejaron atrás sus líderes y la valentía y el coraje que tuvieron al pensar en sus movimientos sin pensar en el riesgo de perder sus vidas. Eso es lo que respeto, admiro y me anima a estar aquí hoy”.

Gelver Dimas, Gómez, secretario municipal de salud, al explicar la razón de su presencia en esta jornada clamorosa por la paz, dijo: “Creo que cualquier ciudadano que se precie de sentir el mínimo respeto por la vida, el mínimo respeto por la integridad personal, el mínimo respeto por el ser humano, debiera venir acá. Es importante ver la cantidad de jóvenes, de dirigentes sociales que se encuentran en este momento acá, porque estamos diciéndole no a un sistema que mata por matar, que ha acabado muchas vidas en este año y en los últimos cincuenta años. Independiente del color político todos debiéramos decir: “¡No más violencia!”

“Tenemos que decirle no a los que están en contra de la vida, a los que están en contra del bienestar, a los que están en contra de los que se atreven a pensar o a sentir ser diferente. Estamos apoyando esta actividad, somos ibaguereños, tenemos el respeto por la vida, por las personas. Estamos de acuerdo en la necesidad de la unidad y gestos de estos sin atacar a nadie, sin hacerle daño a nadie, pero sí sentando una voz de protesta, para que permita los que no quieren la paz, que sepan que hay un pueblo firme por la paz, que hay defensores de derechos humanos, que hay defensores de la vida y de la esperanza. ¡Viva la paz!”.

La joven Quena Alejandra: “Me anima estar acá el derecho a la vida, un derecho que todos tenemos y nos está siendo arrebatado por este gobierno paraco”.

La joven Estéfani: “Me anima estar acá la rabia, sobre todo de que nos estén matando por defender la paz y por exigir nuestros derechos”.

Fueron algunas de las reacciones de los asistentes que registró la página web: www.pacocol.org. El pueblo está dispuesto a defender la paz con la movilización. Se indicó que el próximo 7 de agosto también se movilizará el pueblo tolimense para decirle al presidente Iván Duque Márquez, que no queremos el paramilitarismo, no queremos la violencia, queremos la paz y la implementación de los acuerdos de la Habana sin más dilaciones. Una orden del gobierno y de los oligarcas será suficiente para desarmar la máquina de la muerte, el paramilitarismo en Colombia. 

Tolima Humana