Tolima
Tipografía

Más de un millar de personas se movilizaron ayer en la ciudad de Ibagué (Tolima), invocando como peticiones fundamentales la vida y la paz durante el cuatrienio que comenzó el gobierno de Iván Duque Márquez.


Bajo un sol espléndido la marcha comenzó después de las 11:30 de la mañana, en la calle 37, casa del maestro y culminó en el parque Manuel Murillo Toro. Juventud y mujeres, principalmente, conformaron la florida y entusiasta movilización, dejando dos mensajes claros. El primero tiene que ver con la denuncia. En ese sentido se afirmó categóricamente que el Estado Colombiano está en manos de la mafia y la corrupción. Iván Duque Márquez, representa la continuidad de un régimen antidemocrático y criminal.

El segundo mensaje, es la disposición que tiene el pueblo a la movilización y a no quedarse cruzado de brazos mientras la criminal oligarquía hace y deshace. La disposición del pueblo tolimense es a romper la quietud y asumir una postura de resistencia, derrotando en primer lugar el miedo, la indiferencia y la quietud. Y, en segundo lugar, la disposición de raparle el poder político que esta rancia oligarquía ha ostentado durante más de 200 años, en forma ilegal e ilegítima.

Esta es una marcha inédita. Por primera vez, no se ha posesionado el presidente de la república, en este caso, Iván Duque Márquez, y ya el pueblo está en la calle. Eso refleja madurez política. Pero, también refleja la grave situación que vive el país, el grado de descomposición de la clase dominante y la situación de violencia que vive el país a pesar de existir un proceso de paz debidamente firmado y acordado en la isla de la libertad, Cuba.

De igual manera, el pueblo tolimense aprovechó para exteriorizar su solidaridad con el hermano pueblo venezolano y su presidente Nicolás Maduro Moros, quien el pasado 4 de agosto, fue objeto de un brutal atentado contra su integridad física en las calles céntricas de Caracas, mientras encabezaba una parada militar.

Desfilaron los comunistas, los militantes de la Unión Patriótica, la Marcha Patriótica, el Partido Farc, la Colombia Humana, sindicalistas, dirigentes ambientalistas, hombres y mujeres de esta región de Colombia.

Marco Emilio Hincapié, dirigente regional de la Colombia Humana, intervino en el parque Manuel Murillo Toro, señalando: “Hoy estamos convocados en todo el país y en más de 70 países y ciudades del mundo, diciéndole al gobierno que hoy empieza que acá se respeta la vida, se respeta la dignidad de los seres humanos. Por eso la respuesta de apoyo a tanto compañero, líder social, asesinado vilmente, por pensar en un sueño, en una nueva Colombia, una Colombia con justicia social”.

“Ese ha sido el costo de pensar distinto a quienes han gobernado por más de 200 años, a quienes han esclavizado y han mantenido una economía a su favor. Las oligarquías colombianas, las multinacionales que hoy se unen para degradar toda nuestra tierra. Hoy tenemos que tener el corazón libre, pero también preparado para buscar esa paz, esa paz que ha sido sembrada y que hoy con solicitudes de convocatorias a referendo revocatorio de acuerdos de paz, se quiere echar hacia atrás”.

“La paz no se hace únicamente con el silenciamiento de las armas, la paz se hace con justicia social, se hace con democracia”, indicó.

Por su parte, el concejal de Ibagué, William Rosas Jurado, al destacar la histórica movilización que se realizaba en todo el país y allende de las fronteras, indicó: “Son muchos los argumentos que tenemos quienes estamos en la defensa de la paz y los acuerdos venideros con los demás grupos insurgentes. La segunda, es desde luego, decirle al presidente que ha tomado posesión, que hay un gran sector de este país que estamos en desacuerdo con la política que ha manejado Álvaro Uribe Vélez, en la cual, indiscutiblemente, todo ese andamiaje de falsos positivos, de desapariciones, de hostigamientos, sobre todo a líderes sociales y populares, comunales y barriales de este país, que muchos de ellos han muerto. No quiero traer de nuevo a colación, pero desde el 85, la desaparición de grupos políticos. Le estamos diciendo al gobierno entrante que hay un gran sector que vamos a defender la vida y nuestro territorio”.

Agregó: “Colombia está en manos de un poder mafioso, lo hemos demostrado. La Corte Suprema de Justicia llama a Álvaro Uribe Vélez a rendir indagatoria, lo vincula. Hay una conexión de la mafia con los narcos paramilitares que nacieron desde 1985”.

La manifestación culminó con actos culturales y artísticos en el inmenso y emblemático parque Manuel Murillo Toro de la ciudad musical de Colombia, Ibagué.

El pueblo comienza a entender – igualmente – que Iván Duque Márquez no representa los intereses populares del pueblo, representa los intereses de la burguesía, de los terratenientes, de los banqueros, de las multinacionales y transnacionales. Poco a poco se va apropiando de su realidad, entendiendo que el único camino de victoria es de unidad. Ojalá, los líderes y las lideresas así lo entiendan.