Tolima
Tipografía

El Sindicato de Trabajadores Agrícolas del Tolima (Sintragritol), declaró su respaldo público a la movilización de las 32 universidades públicas y 28 institutos técnicos universitarios, que se llevará a cabo el próximo miércoles 10 de octubre en todo el país, incluyendo la toma a Bogotá.



El pronunciamiento se dio durante la asamblea ordinaria realizada este 7 de octubre en la sede departamental del Partido Comunista Colombiano, con la presencia de varias decenas de miembros de esta histórica organización sindical en el departamento de Tolima.

El presidente de la seccional Ibagué – Alvarado, Raúl Rojas González al caracterizar la situación nacional, señaló que el presidente Duque Márquez representa los intereses del modelo neoliberal y azuzado por los Estados Unidos estimula la guerra contra la hermana república bolivariana de Venezuela.

“El rey de la moto sierra en Colombia (Álvaro Uribe Vélez), hace todos los esfuerzos por enfrentar los dos países hermanos para cumplirle al imperialismo”, señaló el dirigente comunista.

Convocó a los sindicalizados a movilizarse para exigir un plan de vivienda y tierra para quienes realmente la necesitan. “Hay que preparar un plantón”, señaló.

Por su parte, el vicepresidente Gilberto Salinas Novoa, formuló un cálido llamado a fortalecer la unidad y la movilización para exigirle al gobierno nacional parar el baño de sangre contra los líderes del pueblo y la implementación del acuerdo de la Habana, firmado en el teatro Colón de Bogotá, el 24 de noviembre de 2016. “Un punto central es la unidad de los esclavizados por este régimen neoliberal y corrupto. Hay que unirnos todos los explotados de Colombia”, enfatizó.

Dijo también que el estado colombiano viene desarrollando abiertamente la política paramilitar. En otras palabras: El Estado son las águilas negras. “El Estado se está haciendo pasar por águilas negras. Ante esta gravedad, estamos haciendo un llamado a la unidad del pueblo colombiano”, señaló el dirigente sindical.

Lily Ipuz Medina, tesorera, dijo que la guerra que se venía cocinando contra Venezuela es profundamente nociva para el pueblo colombiano. “Vamos a padecer los rigores de una guerra contra un país hermano sin haber una sola razón de peso. Con esta guerra vamos a llevar del arrume”, indicó.

Omar Hernández, secretario, fue enfático al decir “que mientras no haya un cambio político en Colombia, no habrá paz, hay que reaccionar y actuar consecuentemente con los intereses de los campesinos”.

Constanza Vázquez García, habló sobre la necesidad de la movilización. “En otros países las movilizaciones son multitudinarias, prácticamente una sola persona se queda cuidando la casa y los demás salen. En Colombia las movilizaciones hasta ahora son muy raquíticas. Hay que apoyar decididamente la protesta justa de los estudiantes universitarios este miércoles 10 de octubre, en el caso particular de Ibagué (Tolima)”.

Ernesto Augusto Franco Grisales, dijo: “Todavía vivimos convencidos del trapo rojo y azul, también hay que tener en cuenta la capacidad de convocatoria que han tenido las centrales obreras y los sindicatos, se viene haciendo paralelismo en otros casos, debilitando el accionar de los sindicatos consecuentes. Queda uno aterrado como por ejemplo en la universidad del Tolima se mueven entre cinco y hasta siete sindicatos. Eso es censurable. La mayoría de los dirigentes sindicales no buscan sino satisfacer el problema personal y de estómago. Así se viene perdiendo el poder de convocatoria del sindicalismo en Colombia”, subrayó el veterano dirigente sindical.

El presidente departamental de Sintragritol, Gilberto Sierra Machado, intervino para llamar la atención sobre las medidas antipopulares que viene tomando el gobierno nacional de Iván Duque Márquez.

“La reforma laboral es lo más nocivo para el pueblo colombiano – dijo – un punto es que las incapacidades no las paga la empresa sino el trabajador”. Agregó: “El salario mínimo sea diferenciado por regiones. En el caso de Ibagué, en el caso de esta propuesta el salario mínimo sería inferior al que hay actualmente. Otro punto propuesto en esta reforma: Que lo que es pensión y salud, sean pagados por el mismo trabajador”.

En relación con la nefasta reforma tributaria, opinó: “Le quiere el gobierno imponer el 19 por ciento a todos los productos de la canasta familiar, con el agravante que se podría incrementar al 21 por ciento porque una de las estrategias del ministro Carrasquilla, no es llamarlo reforma tributaria, sino como una ley de financiamiento, le cambia el nombre como pasó  con las ejecuciones extrajudiciales que se dieron en llamar simplemente falsos positivos”.

Al referirse a la reforma pensional, destacó: “El gobierno quiere acabar con Colpensiones para que los fondos privados que son de Sarmiento Angulo y el grupo Santodomingo, sean los que manejen los dineros de las pensiones. Es un punto nefasto sobre todos para los que aspiran a una pensión, es que estos fondos acumulan el dinero y entregan la mesada hasta un tope. Después le dirán: Se le acabó, no hay más dinero para ustedes”.

Como respuesta, el dirigente sindical propone la movilización. “Es muy importante que desde ahora nos preparemos para las movilizaciones. Este miércoles 10 de octubre, es la primera movilización, porque vendrán muchas más, porque esos puntos: Reforma laboral, reforma tributaria y pensional que viene planteando el gobierno, significa para los trabajadores un retroceso de más de cien años”.

Danilo López Carrero, secretario general del Partido Comunista en el Tolima, dijo que todas las reclamaciones que venia haciendo el pueblo colombiano estaban en la constitución nacional. “Ustedes saben que la Constitución Colombiana es la ley de todo el país. Si nosotros entendemos nuestros derechos consagrados en la Constitución, sabremos que habrá soluciones para las organizaciones y Sintragritol es una organización, cuya lucha fundamental es por la tierra y por la vivienda. Eso está en la Constitución”, dijo.

“Nosotros tenemos que estudiar en este tipo de asambleas toda esta problemática con el fin de tener conocimiento y teniéndolo sabremos cómo organizarnos para exigirlos. Esa es la ventaja de estar unidos, organizados y movilizados”, agregó.

Al término de la reunión, varias personas se afiliaron al sindicato y se comprometieron a trabajar intensamente para fortalecerlo  y fortalecer la lucha sindical, campesina e indígena en Colombia, desde el departamento de Tolima.