Tolima
Typography

El suceso más importante ocurrido en Anzoátegui (Tolima), durante el presente año que agoniza es sin lugar a dudas la iniciativa de establecer relaciones directas de hermanamiento o ayuntamiento entre este municipio y el estado venezolano que lleva también el nombre del general José Antonio Anzoátegui.



Una iniciativa visionaria del mandatario municipal, Oscar Fernando Tovar Bernal, que hay que dimensionar de la mejor manera, por cuanto se trata de internacionalizar el municipio con pulmones propios aprovechando la coyuntura de llevar el mismo nombre, tanto el municipio como el estado.

Un paso importante, diríamos: Histórico, por cuanto el municipio entraría en una nueva etapa de desarrollo social, económico, cultural, deportivo, ambiental e incluso, político, en el marco de la globalización y la solidaridad que debe existir entre los pueblos como lo pregonó y lo añoró el libertador Simón Bolívar. “Unidos seres invencibles”, señaló.

Recordemos, a propósito, que el libertador añoró una patria común entre Méjico y Chile, dejando por fuera a Estados Unidos, por cuanto esta nación no tiene nada en común con estas naciones, ni el idioma, ni la religión, ni las costumbres, ni los sueños libertarios, por cuanto su interés es netamente imperial, de dominio y subyugación. “Pareciera que los Estados Unidos estuviera predestinado por la Divina Providencia a plagar de miseria los pueblos en nombre de la libertad”, señaló.

Bolívar luchó por una nación, no tanto por su extensión, sino por su libertad y su dinámica que le representara bienestar (justicia social) al pueblo en su conjunto. Fue antiimperialista, fue un revolucionario a carta cabal, vilmente traicionado por Francisco de Paula Santander, quien festejó su muerte y dio al traste con su gran obra libertadora para colocarse de hinojos a las órdenes del entonces novísimo imperio que surgía a pasos agigantados y sobre montañas de crímenes horripilantes en el norte del continente americano.

Así que trabajar por el hermanamiento entre este municipio y ese estado venezolano, no es más que revivir con fuerza el pensamiento del Libertador Simón Bolívar. Significa abrir al municipio con un pensamiento universal y con serias ambiciones de transformar la realidad de los 18.000 habitantes de esta comarca cordillerana ubicada al norte del departamento de Tolima en una estribación de la cordillera central.

Histórica visita delegación venezolana


Leonel Osorio Cardona presenta su libro. Sentados de izq. a der: Mario Guillermo Ojeda, Ian Carlos Torres y Oscar Fernando Tovar Bernal. Foto Nelosi.

La embajada de la hermana república bolivariana de Venezuela acogió de buena manera la iniciativa de hermanamiento. El doctor Ian Carlos Torres, fue honesto al decir: “No tenía conocimiento que existía en Colombia un municipio que llevara el nombre del general José Antonio Anzoátegui”.

El mandatario municipal, Oscar Fernando Tovar Bernal, lo invitó al lanzamiento de los libros: “Anzoátegui al filo de la esperanza”, de nuestra autoría y “Anzoátegui un paraíso escondido entre las nubes”, del profesor Leonel Osorio Cardona. No miró descabellada la invitación. “Haga llegar la invitación formal y seguramente estaremos en el municipio”, dijo.

Dicho y hecho. El evento se organizó para el 22 de noviembre en el teatro municipal de Anzoátegui (Tolima), con la presencia de los doctores venezolanos: Ian Carlos Torres, encargado de negocios y Mario Guillermo Ojeda, agregado cultural.

En el marco de una ceremonia sencilla pero bien emotiva y bien organizada, teniendo como excusa el lanzamiento de los libros, los doctores Torres y Ojeda, presentaron un saludo efusivo en nombre de la República Bolivariana de Venezuela. Apoyaron la iniciativa del ayuntamiento y la conmemoración del bicentenario del General José Antonio Anzoátegui, en el mes de noviembre de 2019, después de una serie de actividades tanto en este municipio como en el estado Anzoátegui.

Fomentar el intercambio cultural, artístico, deportivo y social, en el marco de la solidaridad y la unidad latinoamericana como lo propuso el Libertador Simón Bolívar.

Lo más granado del municipio de Anzoátegui concurrió y apoyó la iniciativa del alcalde municipal. Foto Nelosi.

Lo más granado del municipio asistió a este encuentro. Participó de la reunión y saludó el esfuerzo del alcalde por unir los pueblos alrededor de proyectos amplios y promisorios. El embajador se comprometió a socializar con el gobierno de este estado la iniciativa, especialmente con el alcalde de la capital de este estado, Barcelona. Además, tener en cuenta a los estudiantes para las becas para ir a estudiar a esa nación. Pero sobre todo, fortalecer los lasos de amistad entre los pueblos como lo deseó de todo corazón el Libertador.

Se abre así una puerta, ojalá el pueblo de Anzoátegui la pueda cruzar en su totalidad con objetivos nobles y loables en la dinámica del desarrollo comunitario. La hermandad será siempre el camino correcto para impulsar la felicidad y el progreso comunitario.

Esta obra del mandatario municipal, Oscar Fernando Tovar Bernal, es sin lugar a dudas la más importante durante el 2018. Ojalá el pueblo haga un esfuerzo y la interprete y la apoye correctamente.