Tolima
Typography

A pesar de las latentes amenazas contra el dirigente del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), Marco Reinerio Montealegre Cerquera, seguirá en campaña con miras a llegar al concejo municipal de Rovira (Tolima). Marco Reinerio es un aguerrido dirigente de izquierda que en 2012 tuvo que salir desplazado del país y asilarse por algún tiempo en España, al ser amenazado por las hordas del paramilitarismo.



En el tarjetón se encuentra marcado con el número 11; votará para la asamblea del Tolima por el dirigente político, Gustavo Bocanegra Ortegón (Donald Ferreira), también marcado en el tarjetón con el No. 11.

Hacer control político, ser vocero de las comunidades ante las autoridades municipales y hacer que los acuerdos de la Habana se concreten, son las principales propuestas que este dirigente viene agitando en todo el municipio tolimense.

La página web: www.pacocol.org lo entrevistó y esto dijo:  

-         ¿Cómo viene desarrollando la campaña política en el municipio de Rovira (Tolima), para el Concejo Municipal?

La campaña que se viene desarrollando en este municipio es un poco complicada, porque Rovira ha sido un municipio muy conservador, hay todavía mucho sectarismo, pero nosotros hemos venido desarrollando con los campesinos movilizaciones populares y campesinas desde 1994, cuando hicimos la toma a Rovira y conseguimos la rebaja a las deudas campesinas.

Hemos venido haciendo un trabajo muy bueno con las comunidades. Igualmente, en el 2007, estuvimos al frente de la Marcha Campesina. El municipio que más campesinos y campesinas aportó a este paro. Conseguimos recursos para algunas electrificaciones en once veredas que hacían falta, también vías de penetración, refrigerios para los niños de las escuelas de las distintas veredas.

Hay problema serio y es que los mandatarios nunca les dicen a las comunidades las cosas que se consiguen con estas protestas, con estas marchas; los recursos de las carreteras terciarias las suelen dejar para la época electoral y así comprarle la conciencia a los campesinos para que voten por los mismos. Nunca les dicen que esas conquistas son fruto de las Marchas Campesinas.

-         Cómo es posible hacer campaña política a nombre del Partido Farc, cuando este pueblo es tan conservador, tradicionalista y existe tanta estigmatización de este Partido?
La verdad es complicada, pero estamos haciendo la tarea con mucho entusiasmo y decisión, teniendo mucho cuidado. Ya he tenido algunas amenazas de parte de algunos opositores y de personas que en el año 2012, me hicieron salir del país. Me tocó asilarme en España durante un buen tiempo. Hemos regresado y estamos asumiendo esta tarea, vamos hacia adelante, a pesar de las dificultades, pero reconociendo que tenemos inmensa aceptación entre los campesinos que han sufrido la violencia en carne propia y quieren la paz y la justicia social.

-         ¿Exactamente quién cree usted que lo esté amenazando nuevamente?
La amenaza es nacional. Siguen matando líderes sociales, los guerrilleros ya van más de 160 y pico, compañeros que se acogieron completamente al acuerdo de paz. Son los enemigos de la paz los que vienen amenazando en todo el territorio nacional. Fundamos un movimiento que se llama “Tolima Digna”, movimiento político. En él se vienen exponiendo todos estos puntos sobre amenazas y las muertes que han sucedido. Mientras las FARC han cumplido, el gobierno nacional no se ha dignado cumplir. Esa es la cruda realidad. Es la cruda ultraderecha la responsable de todos estos crímenes.

-         ¿Cómo va a votar usted en las elecciones del 27 de octubre de 2019?
Nosotros tenemos claro el panorama político: Votaremos para la Asamblea del Tolima por el compañero Gustavo Bocanegra Ortegón No. 11 en el tarjetón (Donald Ferreira, ex comandante fariano), yo estoy para el concejo municipal de Rovira también con el número 11. En cuanto a la alcaldía, hay en estos momentos como diez candidatos, pero tenemos alguna afinidad con una persona. Estamos en la tarea de hacer un acuerdo político en los próximos días con esa persona. Esperamos que se concrete.

-         ¿Cuál es el ambiente político que se vive por estos días en el municipio de Rovira (Tolima)?
La campaña política está prendida en este municipio. Hay movimiento de los más diversos grupos. Mucho oportunismo. Tradicionales politiqueros que solo llegan cada cuatro años en víspera de elecciones a prometer lo que nunca van a cumplir y a entregar dádivas para atrapar incautos que se dejan comprar por un saludo, un almuerzo o un tamal. Hasta el gobernador ha enviado por estos días bultos de abono supuestamente gratis para los campesinos. Ahora, ¿Qué le venimos diciendo a la gente? Reciba, pero con la conciencia clara que quien entrega eso es el peor enemigo del campesinado. La conciencia no tiene precio. Esa corrupción hay que acabarla de raíz. Esta es una campaña muy pobre, pero muy digna y muy comprometida con los intereses de los campesinos humildes y trabajadores del pueblo y del campo. La FARC no tiene plata. En cumplimiento del acuerdo la entregó toda. Los recursos salen de pequeñas actividades que hacemos con la colaboración de una pequeña orquesta que tenemos. Además, ayudas de los amigos y compañeros. La publicidad es muy modesta. La gente sabe y la que tiene conciencia reconoce nuestra sinceridad y nuestro compromiso. Al fin y al cabo somos pueblo que soñamos con un municipio digno, libre y justo.

-         Si llega al concejo municipal de Rovira, ¿Qué aspira a hacer?
La principal tarea del concejal es ejercer control para que los recursos se inviertan y no se malgasten. Hacer control político para que el alcalde cumpla con su programa de gobierno. Hacer actividades, sobre todo gestión, para captar recursos. Adicionalmente, luchar para que los acuerdos de la Habana se materialicen en la práctica. Ser vocero de los campesinos en el gobierno municipal. No sé títere de nadie.

-         ¿A pesar de las amenazas seguirá en la actividad política rumbo al concejo municipal de Rovira (Tolima)?
Seguiremos adelante contra viento y marea. Yo digo: Cuando nosotros tenemos clara la lucha y tenemos conciencia de clase, no nos importa hasta que nos eliminen, porque los procesos se tienen quedar y se hacen así, con sacrificio y decisión. No nos podemos dejar amedrentar de los violentos, de los que han utilizado el miedo para gobernar. De pronto seguimos miedo, pero este no nos inutiliza para seguir batallando por un  municipio posible. Yo creo en la conciencia y solidaridad del pueblo rovirense.